Silicius finaliza la primera fase de la rehabilitación del proyecto Los Madrazo

Silicius-rehabilitación-los-madrazo.jpg Exterior del edificio Los Madrazo.

Las tareas de rehabilitación del complejo engloban dos locales en los que se integra el Café Galdós y un pabellón que se alza en el patio interior de la edificación


Silicius ha presentado la finalización de la primera fase del proceso de rehabilitación del proyecto Los Madrazo. Se trata de un edificio señorial que ostenta interés a nivel arquitectónico, cultural y empresarial. El edificio se localiza dentro del distrito centro en donde el valor histórico del Barrio de las Letras se une a una oferta comercial y cultural que recoge algunos de los puntos más representativos de la ciudad. Además, Los Madrazo comparte ubicación con el triángulo de arte de la capital madrileña al situarse en una vía que enlaza la calle de Cedaceros con el Paseo del Prado, cruzando con la calle de Jovellanos, localización del Teatro de la Zarzuela y otros lugares de interés.

Las tareas de rehabilitación del complejo engloban dos locales en los que se integra el mítico Café Galdós y un pabellón de 1.163,84 m2 que se alza en el patio interior de la edificación. A estos también se ha sumado la rehabilitación de los portales 6 y 8 en los que se sitúan inmuebles que combinan diferentes estilos y contrastes. El proyecto culminará cuando se finalicen las actuaciones en las viviendas del número 10, pendientes todavía de las obras de rehabilitación.

La singularidad de estos espacios residenciales convive con elementos arquitectónicos del siglo XIX. En la consecución de este proyecto de rehabilitación e interiorismo ha participado el estudio Fund FST.

El proyecto residencial ha dado como resultado 13 apartamentos de 2, 3 y 4 habitaciones, además de un ático con terraza. A su vez, también consta de una fachada de estilo clásico acabada en ladrillo visto.

La finalización de esta primera fase de rehabilitación de Los Madrazo coincide además con el reciente debut de SILICIUS en BME Growht. Laura Sáez-Bravo, asset manager de la compañía, ha declarado que este proyecto “pone fin a un trabajo en el que hemos estado inmersos durante los últimos dos años y con el que le hemos devuelto el esplendor a nuestra joya del residencial”.