Los arquitectos técnicos piden parar las obras que no garanticen la salud de los trabajadores

18/03/2020

Obras-en-construcción-cemento-hormigón

El CGATE, con CSCAE, ha publicado un documento interpretativo de las pautas a seguir

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) ha asegurado que si no se pueden asegurar las condiciones restrictivas de trabajo que ha impuesto la autoridad sanitaria, se deberá tomar la decisión de parar la obra para salvaguardar la salud de los trabajadores.

El presidente de CGATE, Alfredo Sanz, ha explicado que es deber de los Aparejadores y Arquitectos Técnicos que actúan como coordinadores de seguridad y salud, recomendar que si no se cumplen específicamente las condiciones no se siga adelante con los trabajos.

Ello con independencia de que las obras puedan verse afectadas por falta de suministros o falta de servicio de subcontratas por causa del coronavirus, pudiendo ocasionarse la paralización de las obras, indican desde el CGATE.

En este sentido, el CGATE, con el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), ha publicado un documento interpretativo de las pautas a seguir por los técnicos encargados de realizar la dirección facultativa de las obras en curso, así como las labores de coordinación en materia de seguridad y salud durante la ejecución de los trabajos.

En este documento explican que el coordinador en materia de seguridad y salud deberá velar por el cumplimiento de las normas, solicitando a la empresa constructora, las medidas que se han adoptado y comprobar si estas son suficientes para garantizar la salud de las personas que acuden a la obra, además de la actualización del plan de seguridad.

Por otro lado, el CGATE ha solicitado al Gobierno un programa de ayudas económicas que permita, afrontar con garantías, la recuperación de la actividad de la construcción en los próximos meses.

“Somos uno de los sectores con mayor peso, no sólo en la economía sino también en el empleo directo e indirecto del país y, por tanto, con un importante impacto en un gran número de profesionales, por lo que pedimos un programa que ayude a reflotar la actividad castigada por el coronavirus”, ha explicado Alfredo Sanz.

Esta corporación prevé una brusca caída del número de visados de obra nueva y rehabilitación a causa de la ralentización y la progresiva paralización de las obras por el coronavirus.