Merlin Properties, certificará sus activos en la península ibérica frente al COVID-19 con AENOR

28/05/2020

Centro-comercial-Marineda-City.jpg centro comercial marineda city (a coruña) propiedad de merlin properties.

En una primera etapa certificará 13 centros comerciales y posteriormente 51 edificios de oficinas

Merlin Properties ha llegado a un acuerdo con AENOR para obtener la certificación de sus protocolos frente al COVID-19 en diferentes activos de su cartera ubicados en España y Portugal. Una vez superada la correspondiente auditoría, se convertiría en la primera compañía inmobiliaria en realizar esta certificación a nivel peninsular.

La compañía ha trabajado durante el estado de alarma en la implementación de planes que contemplan con medidas para maximizar la seguridad de sus centros comerciales. Tras esta experiencia, decidió aplicarlas en sus edificios de oficinas multi-inquilino y parques empresariales. Estas medidas se encuentran divididas en dos grandes bloques: la higienización extrema de instalaciones y la implantación de medidas de distanciamiento a través de la instalación de mamparas o cartelería y vinilos informativos.

Además, en el caso de los centros comerciales, también se ha procedido a adaptar los sistemas de control de aforos y se ha puesto a disposición material de protección como mascarillas y guantes para clientes y empleados en caso de emergencia o pérdida.

Ahora, con todo el plan ya implementado, Merlin Properties da un paso más y certificará sus centros comerciales en una primera etapa y posteriormente también el resto de activos hasta alcanzar 64, que en total suman más de 1,5 millones de metros cuadrados.

Con este sello, AENOR avalará los protocolos de buenas prácticas en la gestión del coronavirus para el retorno de la actividad en sus edificios contrastándolos con la metodología llevada a cabo por la Entidad certificadora desarrollada sobre la base de las recomendaciones y requisitos de distintos documentos nacionales e internacionales. Los protocolos abarcan un completo registro de campos como salud y seguridad laboral, limpieza, formación, gestión de residuos y riesgos específicos de las organizaciones. Estos protocolos, además, están alineados con los requisitos normativos establecidos por las autoridades sanitarias nacionales y regionales.