La flexibilidad del crowdfunding gana terreno en la financiación inmobiliaria

29/10/2020

Urbanitae-Diego-Bestard,-fundador-y-CEO-1.jpg Diego Bestard, fundador y CEO de Urbanitae.

Diego Bestard, CEO de Urbanitae, asegura que existe un gran interés por parte de los inversores minoristas e institucionales por invertir en proyectos inmobiliarios


“El crowdfunding es mucho más flexible que la banca a la hora de financiar proyectos inmobiliarios que son viables económica y comercialmente”. Así, se pronunciaba Diego Bestard, fundador y CEO de Urbanitae, plataforma de crowdfunding inmobiliario autorizada y supervisada por CNMV, en el encuentro “Financiación de proyectos inmobiliarios en tiempos de Covid: crowdfunding como alternativa a la banca”, celebrado en colaboración con la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA).

Bestard analizó durante su intervención el valor que puede aportar en estos momentos el crowdfunding inmobiliario como alternativa a la banca para conseguir financiación. “Los bancos siempre se han guiado por la situación que viven los mercados en cada momento. Nos llegan proyectos de promotores que tradicionalmente han trabajado con financiación bancaria y ahora acuden a la financiación alternativa porque la aprobación de los créditos se demora demasiado”, explicó el CEO de Urbanitae.

Durante su intervención, Diego Bestard puso de manifiesto que existe un gran interés por parte de los inversores minoristas e institucionales por invertir en proyectos inmobiliarios a través de estas fórmulas. “La rapidez con la que se ha obtenido la financiación para las últimas operaciones que hemos lanzado o la necesidad de ampliar el ticket por la alta demanda confirman que el inmobiliario mantiene su atractivo como inversión”, destacaba este experto que asegura que “Urbanitae tiene más demanda de inversión de la que puede suplir”.

Activos con más demanda

Aunque la vivienda sigue siendo uno de los activos que tiene mejor acogida, Bestard señaló también el creciente interés de los pequeños inversores por otras opciones que están funcionando bien en el mercado y que se basan en activos alternativos, como el desarrollo de trasteros, aparcamientos o el build to rent.

Sobre los requisitos para que un proyecto inmobiliario pueda acceder a la financiación a través de crowdfunding y los plazos de tiempo para que se lleve a cabo, Diego Bestard indicó que si el promotor presenta una Due Dilligence completa, es factible poner en marcha la operación en apenas una semana.