Las viviendas de lujo con vistas en Barcelona valen hasta un 30% más

Barnes-vivienda-lujo-Barcelona.jpg Vistas a la Catedral de Barcelona desde un piso en la Vía Layetana (Foto Barnes).

La vivienda más buscada en el mercado de alta gama en Barcelona tendría 150 m², tres habitaciones, dos baños y zonas exteriores

¿Qué es lo que más valoran los compradores en una vivienda de lujo en Barcelona, ahora más que nunca? Si el coronavirus ha puesto un elemento de nuestros hogares por encima de cualquier otro, ése son las terrazas con vistas. Y es que los reiterados confinamientos del último año han avivado todavía más el deseo de los compradores de tener horizonte en sus viviendas y estar de alguna manera u otra en contacto con el exterior.

En este sentido, según los datos de la inmobiliaria de lujo Barnes Barcelona, unas buenas vistas sobre la capital catalana pueden aumentar hasta un 30% el valor de una propiedad. La demanda inmobiliaria, tanto local como extranjera, desea contemplar desde su vivienda algunas de las principales atracciones turísticas de la Ciudad Condal como la Sagrada Familia, la Catedral, la Casa Batlló, el Tibidabo o el mar Mediterráneo.

Elizabeth Hernández, directora de Barnes Barcelona, destaca que existe una “gran cantidad de clientes que nos llama con una idea bastante clara de lo que quieren, y en esa imagen de vivienda ideal siempre están unas buenas vistas que les permitan sentirse dentro de la ciudad”.

Barnes señala que la vivienda media más buscada en el mercado de alta gama de Barcelona para adquirir como residencia principal, tiene alrededor de 150 m² de superficie, tres habitaciones, dos baños y zonas exteriores. La seguridad y tranquilidad de la finca y del barrio también es uno de los requisitos más valorados por los compradores, así como la cercanía a las escuelas, áreas comerciales, parques y zonas deportivas. Si bien se prefieren viviendas reformadas o en buen estado, la demanda no descarta adquirir inmuebles a reformar siempre que se realicen rebajas notables en el precio de venta.