La transformación digital será clave para la competitividad del sector inmobiliario

22/04/2020

tecnología-vivienda-inmobiliario.jpg

El sexto encuentro digital de SIMAPRO HomeEdition ha puesto en valor la implementación de las herramientas informáticas como garantía de supervivencia empresarial en la era post COVID-19

La empresa inmobiliaria post COVID-19 será digitalizada o no será. Esta es la contundente conclusión a la que han llegado los ponentes del sexto encuentro digital organizado por SIMAPRTO HomeEdition.

El nuevo encuentro organizado por SIMAPRO HomeEdition ha analizado la transformación tecnológica del sector y qué papel va a jugar ésta en su recuperación en la era post COVID-19. En el encuentro han participado Óscar Carbajo, Head of Customer Centric Innovation de Tinsa Digital, Rosario de Castro, CMO de Sareb, Tomás Sánchez Colomer, Residential Intelligence Head de CBRE España, y Javier de la Torre, Founder & Chief Strategy Officer (CSO) de Carto. Carlos Álvarez Ramallo, Banking Industry Manager de Google ES, ha moderado el coloquio.

La digitalización no se trata solo de una necesidad derivada de las circunstancias provocadas por la pandemia, que ha impulsado el uso del teletrabajo, sino también, y sobre todo, “de la forma en que la gente percibe la tecnología y se relaciona con ella”, en palabras de Carlos Álvarez Ramallo, Banking Industry Manager de GOOGLE ES y Proptech Specialist.

“Los clientes valoran cada vez más el uso de las tecnologías y van a ser cada vez más exigentes también con la digitalización de los trámites en la compraventa de viviendas”, ha afirmado Óscar Carbajo, Head of Customer Centric Innovation de Tinsa Digital. En opinión de Rosario de Castro, CMO de Sareb, esta repentina irrupción de la tecnología en nuestras vidas constituye, sin duda, “uno de los aspectos positivos de esta crisis, lo que nos va a permitir consolidar el acercamiento a los clientes, hacernos más eficientes”. Una revolución copernicana que también va a transformar la experiencia de compraventa de una vivienda, que a partir de ahora será multicanal. “Los avances digitales que estaban previstos para un período de cinco años vamos a tener que implementarlos en la mitad de este tiempo. Así que el reto del sector no pasa por reinventarse, sino por replantearse tecnológicamente cómo comienza a relacionarse con sus stakeholders”, ha puntualizado Rosario de Castro.

Un proceso imparable

En este sentido, todos los ponentes han coincidido en la que tecnologización del sector es un proceso imparable. “Gracia a ella, en las empresas del sector serán más eficientes y estarán mejor preparadas para los cambios que vienen, tanto en la sociedad como en los usuarios”, ha asegurado Carlos Álvarez Ramallo. Por su parte, Óscar Carbajo ha puesto el foco en los requisitos de este crecimiento tecnológico, “que tiene que ser constante y seguro”. Tecnologización como estrategia marco, pero también operativa, como ha destacado Rosario de Castro, al afirmar que “no se me ocurre ningún área de la empresa en el que la tecnologización no vaya a ser determinante en un futuro inmediato”.

La importancia del dato y su tratamiento

Un aspecto esencial de esta tecnologización será el dato y el tratamiento posterior que las empresas hagan del mismo. Como ha señalado Tomás Sánchez Colomer, Residential Intelligence Head de CBRE España, “el dato es importante, pero de nada sirve si no sabes interpretarlo, por eso es esencial la elección de los partners adecuados”. La importancia del dato va mucho más allá de la información en bruto que facilita, convirtiéndose, además, en una herramienta de autodiagnóstico. “Los datos nos ayudan a conocer mejor a nuestros públicos, pero también a nosotros mismos como empresa, nuestras fortalezas y nuestras debilidades”, ha sostenido Óscar Carbajo. “El dato es fundamental para dar un servicio eficiente al cliente, sobre todo desde una perspectiva de futuro y prescriptiva”, ha dicho Tomás Sánchez Colomer.

Es por esta razón por la que el dato, de acuerdo con las opiniones de los expertos convocados por SIMAPRO HomeEdition, tendrá una importancia creciente en la toma de decisiones estratégicas en contextos de alta incertidumbre como presumiblemente será la fase post COVID-19. “En los próximos dos años el análisis del riesgo va a depender mucho de las herramientas de geolocalización en tiempo real. Las empresas que lo consigan estarán mejor preparadas para afrontar los retos venideros”, ha argumentado Javier de la Torre. “El nivel de excelencia en la operación es lo que va a asegurar la supervivencia en el período de crisis que se nos avecina. La tecnologización será la clave de la competitividad empresarial”, ha afirmado Javier de la Torre,

En este cambio de paradigma, el producto residencial no quedará al margen, de acuerdo con los expertos reunidos en el encuentro de SIMAPRO HomeEdition. “Va a cambiar y mucho. Se va a empezar a valorar más el despacho en casa, la terraza o las infraestructuras domésticas de interconexión”, ha asegurado Javier de la Torre. Y lo mismo ocurrirá con las salas de trabajo en las zonas comunes de los residenciales, que “pasarán a ser una exigencia creciente en los compradores de una vivienda”, ha añadido Tomás Sánchez Colomer.