barnes

El precio de la vivienda premium en Cataluña y Baleares ha aumentado un 8%

Enrique Gómez de las Heras |
El precio de la vivienda premium en Cataluña y Baleares ha aumentado un 8%
Vista panorámica de vivienda en la Costa Brava (Port de la Selva).

Cuando apenas quedan dos semanas para el final del año, el sector inmobiliario cierra 2022 mostrando su carácter resiliente y afianzando su importancia como valor refugio para la inversión después de un año marcado por el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, la inflación y las subidas de tipos de interés para combatir la escalada generalizada de precios.

En este sentido, el segmento residencial premium sigue siendo uno de los favoritos de las grandes carteras que buscan una inversión segura y con una rentabilidad estable que no dependa de factores macroeconómicos y que sea mucho menos volátil que otros mercados como el bursátil o el de las criptodivisas. Además, el mercado de alta gama para los compradores de una primera o segunda residencia también ha confirmado su recuperación definitiva tras la pandemia.

En este contexto, el precio medio de la vivienda premium en Cataluña y Baleares ha aumentado un 8% en 2022, un indicador que ha sido el principal impulsor en el número de operaciones registrado durante el ejercicio en este segmento. En lo que respecta al perfil medio de la demanda inmobiliaria de este mercado, este año el comprador extranjero ha destacado por encima del nacional, siendo los franceses los más interesados en adquirir propiedades a partir de 1,5 millones de euros.

Terraza de vivienda ubicada en el barrio de Horta, en Barcelona, con vistas sobre toda la ciudad.
Terraza de vivienda ubicada en el barrio de Horta, en Barcelona, con vistas sobre toda la ciudad.

Elizabeth Hernández, directora de BARNES en Catalunya y Baleares, hace hincapié en que “el residencial premium de las principales regiones del país se encuentra en un buen momento y está alcanzando niveles de compraventa muy elevados”. “Una propiedad inmobiliaria resiste bien la inflación, es el mejor modo de proteger el capital y un óptimo refugio patrimonial en inversiones a largo plazo”, subraya la experta.


¿Cuáles han sido las viviendas más buscadas este 2022?

Las viviendas más buscadas siguen siendo las que disponen de zonas como terrazas, jardines, patios o zonas comunitarias. Y es que las propiedades con elementos exteriores son mucho más atractivas tras la pandemia, por lo que aquellas que no cuenten con ellas son las más sensibles a una reducción en su precio de publicación para que sus plazos de venta no sean tan largos.


El segmento residencial premium
sigue siendo uno de los favoritos
de las grandes carteras que buscan
una inversión segura
y con una
rentabilidad estable


Las regiones con más interés inmobiliario de alta gama en Cataluña son la provincia de Barcelona (Barcelona, Esplugues de Llobregat, Sant Just Desvern, Valldoreix, Sant Cugat, Sitges y Sant Andreu de Llavaneres), la Costa Brava (Begur, Cambrils, Cadaqués, Calella, Empuriabrava, Llafranc, Pals, Tamariu o Tossa de Mar) y la Costa Daurada (Altafulla, Calafell, Comarruga, L’Ametlla de Mar, Roda de Berà, Salou, Tarragona o Torredembarra). En Baleares, las islas de Ibiza, Mallorca y Menorca acaparan la gran parte de la demanda inmobiliaria para propiedades premium.

“Si bien sigue todavía presente la tendencia de personas que buscan viviendas en las que pasar largos periodos de tiempo para hacer de ellas su segunda residencia, estos últimos meses vemos como, ante el inminente aumento del precio de la financiación hipotecaria por las subidas de tipos, son cada vez más los que también buscan inmuebles para ser puestos a la venta o alquiler en el futuro”, asegura la directora de BARNES en Catalunya y Baleares.


Será “un buen 2023” ligado a la evolución del panorama macroeconómico

Desde BARNES auguran que el 2023 serán “un buen año” para el mercado premium nacional. La vivienda seguirá siendo la mejor opción para aquellas familias que deseen proteger sus ahorros y aumentar su calidad de vida adquiriendo una propiedad con mejores prestaciones. Por otra parte, seguirá registrándose una tendencia al alza de compradores que actualmente están alquilando y desean tener vivienda propia, sobre todo, extranjeros que, tras vivir un año de alquiler, toman la decisión de comprar por su deseo de seguir residiendo en España.

“En 2022 la demanda ha sido más fuerte que la oferta. En 2023 los precios se mantendrán estables y con ligeras subidas en el segmento premium.  El aumento del coste de la financiación hará que la oferta se equilibre más con la demanda. Por eso, la evolución del mercado inmobiliario, marcada por la inestabilidad, estará fuertemente relacionada con la del conflicto bélico internacional y la de los tipos de interés”, vaticina Hernández.