Lar España eleva un 24% sus ingresos hasta septiembre y recupera el 96% de afluencias y ventas

lar-espana-jose-luis-del-valle-presidente.jpg José Luis del Valle, presidente del Consejo de Administración de Lar España.

  • La compañía reivindica la dominancia, omnicanalidad y resiliencia de su modelo de negocio, que le permitirá salir reforzada cuando se supere la pandemia
  • Actualmente ha renegociado contratos de alquiler sobre el 95% de la superficie debido al Covid 19 y confía en “recuperar razonablemente rápido” afluencias y ventas cuando pasen las actuales restricciones

Lar España, uno de los principales inversores inmobiliarios españoles y referente en el sector de los centros comerciales, ha obtenido en los nueve primeros meses de 2020 unos ingresos de 71,4 millones de euros, un 24% superiores a los 57,8 millones de euros logrados en el mismo periodo del año pasado. Desde junio la afluencia y las ventas en sus catorce centros comerciales se han aproximado rápidamente a los volúmenes del año pasado, y en el mes de septiembre se situaron en el 96% del nivel de hace un año, informa la compañía.

Lar España afirma que “se ha mostrado cautelosa ante el efecto de las restricciones sanitarias y de movilidad puestas en marcha por varias comunidades autónomas en los últimos días. Ha ratificado su apoyo a las medidas adoptadas por las distintas autoridades, su voluntad de colaboración con las mismas y su compromiso con la seguridad de profesionales, comerciantes y clientes”. La socimi ha renegociado acuerdos individualizados de alquileres sobre el 95% del total de la superficie bruta en alquiler de sus centros. Excluyendo cierres requeridos con posterioridad al 30 de septiembre 2020, estima que los descuentos acumulados totales causados por el Covid-19, una vez se cierren los acuerdos para el 100% de la superficie bruta alquilable, se sitúen entre los 19 y 20 millones de euros. De acuerdo con la normativa contable de aplicación, dichos descuentos serán imputados a los resultados de la compañía a partir de su fecha de formalización, linealizando su impacto en los ingresos durante la duración de cada uno de los contratos, en un plazo medio de entre 6 y 7 años. La compañía cuantifica el impacto en la cuenta de pérdidas y ganancias para todo 2020 en un montante inferior a dos millones de euros.

Lar España está persuadida de que el carácter dominante y “el mix muy cualificado” de sus centros les permitirá ganar protagonismo y notoriedad en el modelo comercial omnicanal que se impondrá cuando pase la pandemia. En su informe de actividad, subraya que sus centros están diversificados por toda España, situándose principalmente en zonas de alto nivel adquisitivo. Además, las actividades comerciales que se han mostrado más resilientes durante la pandemia ocupan el 43% de la superficie alquilable total. Afirma que sus centros ofrecen entornos sostenibles y seguros, que a medio plazo van a ser claves para la normalización de la vida social y la actividad comercial.

José Luis del Valle, presidente del Consejo de Administración de Lar España, se ha mostrado satisfecho de la gestión realizada por la socimi durante el verano. “Desde el inicio de la pandemia nos hemos venido adelantando, reforzando tanto las medidas de seguridad e higiene como el control tecnológico completo sobre accesos y afluencias. Con la desescalada hemos redoblado la colaboración y alianza con nuestros inquilinos y a fecha de hoy hemos renegociado con ellos contratos de alquiler a largo plazo por más del 95% de la superficie. Hemos definido un modelo que se ha mostrado resiliente, que durante la desescalada ha aportado una rápida reactivación y que mostrará todo su valor cuando se recupere totalmente la normalidad, momento que sin duda va a llegar”.

El descenso de las valoraciones experimentado por la totalidad del sector inmobiliario ha afectado también a Lar España. Entre diciembre de 2019 y junio de 2020, la valoración de los activos de la socimi descendió 55,9 millones de euros, un 2,9%, hasta quedar en 1.509 millones de euros. Dicha reducción se traslada al resultado contable del periodo, que refleja unas pérdidas de 17,4 millones de euros, mientras que el beneficio neto recurrente creció un 46% en los nueve primeros meses del año, hasta 40,9 millones de euros.

En su informe de actividad, Lar España indica que sus centros y parques comerciales son superficies seguras que ofrecen amplios espacios comunes y zonas de tránsito capaces de reducir y prevenir aglomeraciones más propias de áreas comerciales de centro urbano. “El carácter premium, diferencial y dominante de nuestros centros nos permite afrontar los retos del contexto actual con una clara ventaja competitiva”. Ese mismo carácter explica “la rápida recuperación de la afluencia y las ventas entre julio y septiembre, que pasaron respectivamente del 91% y 92% en julio hasta el 96% el pasado septiembre y en términos equivalentes año a año; excluyendo a Lagoh, que se inauguró a finales de septiembre de 2019”.

Lar España reporta en su informe de los nueve primeros meses un apalancamiento bajo, del 41% del valor de los activos, con un coste medio del 2,2%, un 100% del mismo a tipo fijo, y sin vencimientos relevantes en los próximos dieciséis meses. La posición de caja ronda los 140 millones de euros, cifra que permitiría afrontar todos los gastos de la compañía, incluidos los financieros, durante los próximos cuatro ejercicios.

La compañía ha prorrogado hasta el 14 de abril de 2021 su Programa de Recompra de Acciones, cuya finalidad es incrementar la rentabilidad de los accionistas gracias a la posterior amortización de las acciones adquiridas. El importe máximo asignado es de 45 millones de euros o un máximo de 4,5 millones de acciones, de las que hasta el momento se han recomprado el 63%.