La superficie de oficinas contratada en Barcelona se recupera en el último trimestre de 2020

oficinas-barcelona-11 Oficinas en Barcelona.

En el acumulado anual, este tipo de espacio ha alcanzado casi los 160.000 m2, un 60% menos que en 2019, según CBRE


La contratación de oficinas en el mercado de Barcelona durante el último trimestre de 2020 alcanzó casi los 49.000 m2, según CBRE. Este dato trimestral es el más alto del año marcado por la COVID-19. Aun así, supone un 30% menos que el mismo periodo de 2019.

“Si bien esta cifra sigue siendo moderada, se detecta ya una mejora con respecto a trimestres anteriores. Muchas empresas aplazan tomar decisiones a largo plazo y la menor entrada de demanda registrada en los meses de confinamiento se ve inevitablemente reflejada en un cuarto trimestre del año”, señala Lindy Garber, directora de Advisory & Leasing Oficinas de CBRE Barcelona.

De acuerdo con la promotora, en el acumulado anual, la contratación de oficinas en el mercado de la ciudad condal ha llegado hasta casi los 160.000 m2, un 60% menos en comparación con el año anterior y en torno a un 50% por debajo de la media de los últimos cinco años.

Incremento en la oferta de superficie

La tasa de desocupación general en 2020 se ha situado en un 7,8%, por lo que ha subido un 1,1% en comparación con 2019. El aumento de espacio vacante se debe principalmente a la vuelta al mercado de activos de segunda mano, a los que se han sumado, además, 16.000 m2 de nuevo stock. En cualquier caso, la tasa de desocupación para edificios de Grado A sigue en niveles de mínimos históricos con un 0,9%.

Actualmente, un total de 435.000 m2 de oficinas se encuentran en construcción. De ellos, 372.000 ya están disponibles. Los submercados más activos en nuevos desarrollos son el 22@ y Front Marítim, que acumulan más del 75% de los futuros proyectos y un total de 334.000 m2 (87% de ellos todavía disponibles) que se incorporarán al mercado en los próximos tres años. Se espera que 120.700 m2 se entreguen a lo largo de 2021, de los que algo menos de la mitad están ya comprometidos. De esta forma, la superficie disponible aumentará con estas entregas en torno a 79.000 m2 a lo largo del año.

Reajustes en las rentas

La baja contratación registrada y el aumento generalizado de la oferta en todos los submercados se refleja en un ligero ajuste de la renta prime, que se contrae un 2% para situarse en los 27,75 euros/m2/mes. “Si bien es cierto que las circunstancias actuales están apuntando a reajustes en las rentas, también lo es que los edificios de mayor calidad siguen cerrando a rentas altas, como demuestran algunas operaciones cerradas”, comenta Garber.

En cuanto a la renta media ponderada, se sitúa a cierre de 2020 en los 17,34 euros/m2/mes, en línea con las cifras ya registradas en 2019.

Inversión en oficinas

La inversión en oficinas en el mercado de Barcelona asciende a los 473 millones de euros aproximadamente, lo que supone un descenso de casi un 69% (1.500 millones) en comparación con el año anterior, así como un 47% por debajo de los 880 millones de euros de media de los últimos cinco años. “Sin duda, los efectos de la pandemia pesan mucho en un ejercicio que, sin embargo, registró un primer trimestre de récord solo superado por el de 2017”, apunta Xavi Güell, director de la oficina de CBRE Barcelona.

Durante el último trimestre de 2020, la actividad ha sido escasa, con solo 37,8 millones de euros transaccionados, ya que muchas de las operaciones en marcha se han retrasado y se están materializando durante estos primeros meses del 2021.

Güell ha añadido que “a pesar de las circunstancias del mercado, durante 2020 no se han experimentado ajustes destacables en precios, la perspectiva de una recuperación a corto y medio plazo ha permitido una protección de dichos precios especialmente para los de categoría y ubicación Core. En unas circunstancias totalmente anómalas, tanto vendedores como compradores se sienten especialmente cómodos con procesos de venta off-market, lo que han supuesto un 80% del total de las operaciones cerradas en 2020. De hecho, durante el último trimestre del año, tres de las cuatro operaciones cerradas fueron procesos de este tipo”.