La demanda inmobiliaria extranjera crecerá un 20% en 2021

Demanda inmobiliaria extranjera.jpg El Puerto Banús de Marbella (Málaga).

El plan internacional de vacunación dinamizará la compra de propiedades inmobiliarias en todos los segmentos de compra: primera vivienda, segunda residencia e inversión


La demanda inmobiliaria extranjera crecerá un 20% en 2021 gracias a la apertura paulatina de fronteras entre países y el plan de vacunación, según pisos.com. Este aumento influirá en todos los segmentos de compra: primera vivienda, segunda residencia e inversión. El mercado de viviendas vacacionales será el más dinámico mientras que los de primera vivienda e inversión irán ligados en mayor medida a la evolución de la pandemia.

El portal inmobiliario prevé que el alquiler turístico también ganará protagonismo y recuperará gran parte de lo perdido en 2020 a favor del alquiler residencial. Esta tendencia es la opuesta a la registrada el pasado año, cuando el trasvase de corta a larga estancia supuso alrededor del 30%. Esta vuelta al negocio inmobiliario vacacional tendrá especial incidencia en las provincias de Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, Almería, Tarragona, Barcelona, Valencia, Cádiz, Alicante, Málaga, Girona, Granada, Baleares y Murcia.

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, subraya “la importancia de la demanda inmobiliaria extranjera en un país como España, que más allá de vivir del sector servicios, resulta muy atractivo en términos residenciales y vacacionales”. “Si el comprador extranjero suele representar alrededor del 13% del total de las 500.000 transmisiones de viviendas que se registran al año en nuestro país, en 2020 se vieron afectadas unas 65.000 operaciones por el parón y cierre de fronteras, razón por la que este año vamos a notar una subida considerable en este indicador”, añade el experto.

Asimismo, pisos.com señala que los británicos, franceses, alemanes, italianos, marroquíes y suecos continuarán siendo los principales interesados en el mercado residencial español. Por su parte, las regiones donde más aumentará la inversión inmobiliaria extranjera serán, por este orden, Andalucía, Cataluña, Baleares, Canarias, la Comunidad Valenciana, Murcia y Madrid.