Barcelona invierte 37 millones de euros en rehabilitación de viviendas

Ayuntamiento-Barcelona-invierte-rehabilitacion-edificios.jpg La concejala de Vivienda y Rehabilitación de Barcelona, Lucía Martín.

Está previsto que más de 15.000 unidades se puedan beneficiar de estas ayudas, lo que supone un incremento respecto a la media de pisos beneficiados en la última década


El Consorci d'Habitatge de Barcelona, integrado por la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona, ha lanzado una nueva convocatoria de ayudas a la rehabilitación de viviendas, incrementando la inversión en este ámbito hasta los 37 millones de euros, mientras que durante los últimos años rondaba los 20 millones de media.

Así lo han dicho este miércoles en rueda de prensa la concejal de Vivienda y Rehabilitación del Ayuntamiento de Barcelona, Lucía Martín, y el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, junto a la decana del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya (COAC), Assumpció Puig.

A pesar de que la participación del Ayuntamiento de Barcelona en el consorcio es del 40%, este aportará el 90% del total de la inversión. La convocatoria de ayudas para el 2021 prevé dar la máxima puntuación a las solicitudes de rehabilitación para mejorar la eficiencia energética.

Según Martín, las ayudas "se avanzan" así al escenario de actuación de los fondos europeos Next Generation, focalizados en llevar a cabo mejoras de este tipo en el parque de vivienda.

Por su parte, Badia ha recordado que el parque de vivienda está "muy envejecido", ya que más del 65% de los edificios son anteriores al año 1979 y ha destacado que el 20% de emisiones de la ciudad proviene del parque de edificios.

En ese sentido, Puig ha dicho que los pisos que no tienen aislamiento térmico gastan más energía para calentarse o enfriarse, resaltando que el consumo energético de los edificios ronda el 35% y que tras el transporte y la industria es el sector que más energía consume.

Está previsto que más de 15.000 viviendas se puedan beneficiar de estas ayudas, lo que supone un incremento respecto la media de pisos beneficiados en la última década, alrededor de los 10.000 anuales.