Ábalos anuncia que las ciudades recibirán 13.000 millones de euros gracias a los fondos europeos

Ábalos_fondos_europeos.jpg José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El ministro espera que los 17.000 millones de euros que recibirá su Departamento de los fondos europeos permitan crear unos 472.600 empleos


El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), José Luis Ábalos, ha comparecido hoy a petición propia en el Congreso de los Diputados para explicar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) en el ámbito del departamento que dirige. Durante su intervención, Ábalos ha desgranado las reformas estructurales y las inversiones por hasta 17.000 millones que el Ministerio va a gestionar directamente con cargo al Mecanismo de Reconstrucción y Resiliencia, y que permitirán “acelerar la recuperación y la transformación de sectores clave de nuestra economía”, como la rehabilitación de viviendas y la industria de la movilidad.

Si se suma el presupuesto en manos de Miteco, las inversiones alcanzan los 20.023 millones de euros, el 29% de todo el Plan de Recuperación. En concreto, a movilidad sostenible se destinan 13.203 millones, una inversión cinco veces superior a la asignada por los fondos FEDER y el mecanismo CEF para España a dicha industria entre 2014 y 2020, y 6.820 millones a impulsar el papel transformador de la Agenda Urbana y la Vivienda a través del Plan de rehabilitación y regeneración urbana.

De estas partidas, una parte importante se destinará principalmente a mejorar la calidad de vida y del aire en los entornos urbanos y metropolitanos, donde se generan el 90% de las emisiones contaminantes, como resultado de las políticas que ya han sido respaldadas por la Comisión Europea. En concreto, gracias a los fondos las ciudades recibirán una aportación del orden de 13.000 millones de euros. “Queremos que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se convierta en el Ministerio de las ciudades, y eso se consigue con este tipo de acciones”, ha destacado Ábalos.

El ministro espera que los 17.000 millones de euros que recibirá su Departamento de los fondos europeos permitan crear unos 472.600 empleos, muchos de ellos en sectores de futuro, e incrementar el PIB en unos 34.000 millones de euros. “Es una importante agenda de inversiones y reformas estructurales interrelacionados entre sí para lograr cuatro objetivos transversales: avanzar hacia una España más verde, más digital, más cohesionada desde el punto de vista territorial y social, y más igualitaria. Tenemos una gran responsabilidad, pero estamos concienciados y preparados. Las perspectivas de éxito son realistas porque las capacidades que tenemos están a la altura”, ha indicado Ábalos.

Así, entre los objetivos de este plan, se encuentra ayudar a alcanzar los fines transformadores de la Agenda Verde: reducir en 35% el tráfico privado en zonas de bajas emisiones y lograr una rebaja media del consumo de energía primaria no renovable superior al 40% en rehabilitación de edificios. No en vano, las actuaciones están valoradas con unos 80 puntos, lo que quiere decir que contribuyen al objetivo ambiental incluso más que otros sectores.

En concreto, dentro del programa de rehabilitación para la recuperación económico y social en entornos residenciales se busca reducir el consumo de energía primaria y minorar las emisiones en 650.000 toneladas de CO2 por año gracias a la ejecución de 510.000 actuaciones de renovación en vivienda y la rehabilitación de hasta 1,23 millones de metros cuadrados de edificios públicos hasta 2026. El objetivo es recortar de media el consumo de energía primaria entre un 30 y un 45%.

En cuanto a la movilidad, se persigue su descarbonización, digitalización y modernización, así como la transformación de los entornos urbanos, metropolitanos e interurbanos a través de la potenciación del transporte público y la movilidad eléctrica y fomentar la movilidad activa. Para llevar a cabo estas iniciativas se destinarán 2.916 millones de euros del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para Zonas de bajas emisiones y transformación del transporte urbano y metropolitano. Esta inversión está recogida en el Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos.