Sostenibilidad en el sector inmobiliario: cómo la digitalización hace posible la creación de informes ASG

Drooms-Javier-Meneguer.jpg Javier Meseguer, general manager Southern Europe de Drooms.

Una encuesta de Drooms confirma que el sector atribuye una inmensa importancia a la cuestión de la sostenibilidad


Por Javier Meseguer, general manager Southern Europe de Drooms.

Los conceptos sostenibles que nacen de las nuevas regulaciones ASG (ambientales, sociales y de gobernanza corporativa) constituyen un segmento creciente en el mundo empresarial. Los requisitos para los actores de la economía y la política cambian con la dinámica y complejidad en aumento: más regulaciones, más competencia y un constante cambio de valores. En consecuencia, cambian también las aspiraciones en el desarrollo, explotación y gestión de bienes inmobiliarios. Los datos sientan la base para que las empresas se mantengan viables de cara al futuro.

Los criterios de ASG instaurados por las Naciones Unidas implican alta aplicabilidad al sector inmobiliario. Las siglas hacen referencia a componentes ambientales, sociales y de gobernanza corporativa como conjunto y tienen el propósito de poder medir la sostenibilidad y la responsabilidad social de las empresas.

La encuesta de Drooms sobre tendencias, necesidades y desafíos en la gestión de activos inmobiliarios en Europa confirma que nuestro sector atribuye una inmensa importancia a la cuestión de la sostenibilidad. Con un 36%, la sostenibilidad es un tema que se encuentra bastante alto en las agendas de los expertos inmobiliarios europeos. En la comparación por países, los encuestados en España sitúan la digitalización en primer lugar con un 40%, seguido de la sostenibilidad con un 27% y la inteligencia artificial, con un 13%.

Las ASG y las obligaciones de información derivadas se sustentan sobre la disponibilidad de un mayor número de datos. Es imprescindible una estructura de datos bien cuidada para disponer de información sólida que se pueda utilizar para realizar informes ASG. Para ello, los datos pertinentes deben recopilarse y estructurarse en bases de datos y actualizarse de manera continua.

Las nuevas tecnologías que permiten integrar todos los pasos de los procesos de gestión de activos en una plataforma son indispensables. Según la encuesta de Drooms, el sector inmobiliario de toda Europa va retrasado en cuestiones de digitalización. Aproximadamente la mitad de los encuestados manifestó tener un conocimiento deficiente de las tecnologías existentes. En España, este porcentaje alcanzó el 60%. En la actualidad, las empresas desean realizar fuertes inversiones en nuevas tecnologías para poder hacer frente a estas exigencias: aproximadamente el 90% de los expertos inmobiliarios europeos y el 80% de los españoles ve un aumento del presupuesto para nuevas tecnologías en los próximos dos años como probable o muy probable. Cerca del 90 % de los encuestados en España respondió que las empresas inmobiliarias se benefician principalmente de un aumento en la eficacia gracias a un mayor control de los datos.

La encuesta puso de manifiesto que la digitalización y la gestión sostenible de los activos son temas populares entre los expertos inmobiliarios. La digitalización de documentos no solo conduce a procesos empresariales más rápidos y mejorados, sino que a la vez allana el camino hacia una mayor transparencia y sostenibilidad en la gestión de activos.