Los catalanes son los que más valoran las viviendas digitalizadas

aedas homes.jpg Los jóvenes catalanes son los que otorgan más importancia a la sostenibilidad.

Los catalanes valoran con un 3,4 el uso de asistentes de voz como Alexa, Siri o Google Home, según Aedas Homes


El nivel de digitalización de las viviendas en Cataluña se sitúa en 3,8 puntos sobre 10, el valor más elevado en el país (coincidiendo en puntuación con la Comunidad Valenciana y La Rioja) y supera la media nacional en dos décimas (3,6), según los datos del Observatorio Aedas Homes.

Los catalanes valoran con un 3,4 el uso de asistentes de voz como Alexa, Siri o Google Home; otorgan una nota de 4,5 a la utilización del robot aspirador; el 10,9% dice tener cerradura inteligente en casa y casi el 27% pertenece a grupos de WhatsApp con vecinos.

"Todo apunta a que el auge del teletrabajo podría estar jugando un papel destacado en la digitalización de las viviendas como se observa en Cataluña, comunidad donde un 29% de los empleados teletrabaja,sólo por detrás del 38% de Madrid. Se han convertido en hogares más digitales aquellos en los que se trabaja en remoto. Tienen un nivel de digitalización de 4,2 sobre 10 frente al 3,5 que se registra en las viviendas donde ninguno de sus residentes teletrabaja”, explica Jorge Valero, director de aplicaciones y data de Aedas Homes.

El alquiler como opción para toda la vida

Por otra parte, el estudio apunta que el 40% de los catalanes ya piensa en el alquiler como una opción para toda la vida. El segundo porcentaje más alto de España, sólo superado por el 42% de Galicia y seis puntos superior a la media nacional (34%).

“Detrás de la percepción del alquiler como una opción de vida en Cataluña habría un factor clave: los precios de compra. Cataluña registra el cuarto precio más elevado de la vivienda libre de España tras Baleares, Madrid y País Vasco, según el Ministerio de transportes y agenda urbana (MITMA)”, comenta Valero.

En cuanto al deseo de cambiar de casa, uno de cada cuatro catalanes quiere hacerlo en los próximos dos años, una proporción de las más reducidas de España y que va en correlación con la felicidad, los ciudadanos de Cataluña dicen contar con un nivel de felicidad en el hogar de 7,3 sobre 10, en línea con la media nacional. Quienes desean cambiar de vivienda apuntan que su objetivo es vivir en una zona tranquila, tener terraza o jardín y acceder a una construcción de calidad, recoge el informe.

Entre quienes tienen más claro que desean cambiar de casa en Cataluña destacan los jóvenes de 25 a 35 años, con un porcentaje que crece al 34% y una felicidad de 7,2. Por el contrario, sólo un 18% entre los mayores de 51 a 65 años piensa en mudarse, quienes elevan su felicidad a 7,4.

Comprometidos con la sostenibilidad

Según se desprende del Observatorio Aedas Homes, los catalanes se encuentran entre los más comprometidos de España con la sostenibilidad, más del 59% estaría dispuesto a pagar más por una casa sostenible. En concreto, llegarían a incrementar hasta casi un 12% su presupuesto. Si tenemos en cuenta que el precio medio de las transacciones de vivienda libre en Cataluña es de más de 207.000 euros, según el MITMA, este aumento presupuestario ascendería a 24.000 euros.

Por franjas de edad, los jóvenes catalanes son los que otorgan más importancia a la sostenibilidad en la decisión de compra de una casa (5,7 puntos sobre 10). Además, Cataluña es la segunda comunidad autónoma, después de Murcia, donde mayor parte de la población conoce la calificación energética de su casa: un 49% de los ciudadanos.