Las compraventas de viviendas crecerán un 5% este año con más de 500.000 operaciones

Servihabitat-compraventas-vivienda.jpg El precio de la vivienda aumentará de forma moderada en 2021, según Servihabitat.

El inmobiliario mantiene su atractivo para el inversor, con retornos del 7,6% si se añade la revalorización del inmueble a la rentabilidad del alquiler


El mercado residencial español presenta buenas perspectivas. Las compraventas experimentan un crecimiento sostenido y estable y los precios aumentan de forma moderada. Esta es la principal conclusión del informe "Mercado Residencial & Inversor Local", elaborado por Servihabitat Trends, la plataforma de investigación y análisis del sector impulsada desde Servihabitat.

El documento, que recoge un análisis sobre el comportamiento de los principales indicadores en el mercado residencial español durante este año y señala una previsión para el cierre de 2021, también pone el foco en el papel del inversor local en este sector, que encuentra en el producto inmobiliario un gran atractivo por su estabilidad y rentabilidad.

"La previsión es que el sector continúe con la misma tendencia positiva, y más si se tienen en cuenta los diferentes factores que pueden seguir impulsando el mercado. En este sentido, se perciben como favorables un entorno macroeconómico con buenas perspectivas o los bajos tipos de las hipotecas, sobre todo a plazo fijo, que pueden ayudar a que la demanda continúe activa", detalla Iheb Nafaa, consejero delegado de Servihabitat.

Las perspectivas económicas positivas y la llegada de los fondos europeos, entre otros factores, apuntan a una previsión de mejora en las proyecciones macroeconómicas para España, alcanzando niveles previos a la COVID-19 en 2022, pese a que la recuperación no está exenta de una elevada incertidumbre. Así, se espera un crecimiento del PIB del 6,4% en 2021, de los más elevados de toda la Unión Europea. La confianza del consumidor también muestra una tendencia ascendente superando en más de 13 puntos los datos alcanzados al cierre de 2019.

La demanda se mantiene activa en el mercado residencial, por lo que las previsiones apuntan a que en 2021 se alcanzarán cerca de 510.000 compraventas, lo que significa un 5% más que en el ejercicio anterior.

Así lo confirma también el 85% de la Red de agentes colaboradores (APIs) de Servihabitat, que opina que las operaciones de compraventa se mantendrán, o incluso subirán. Se trata de una visión más optimista que seis meses atrás, cuando solo el 56% de los colaboradores compartía esta previsión de tendencia.

Por su parte, las hipotecas no siguen el mismo ritmo, dado que hay más liquidez en el mercado y, además, las entidades otorgan créditos hipotecarios a un ritmo más prudente.

El precio de la vivienda aumentará de forma moderada en 2021

Se prevé que el precio de la vivienda evolucione en un escenario de estabilización, con un aumento moderado del 1,4% al cierre del año.

Por tipologías, la obra nueva, pese a haber presentado una mejor evolución en los últimos meses, experimentará ajustes contenidos en el precio, por lo que mostrará una perspectiva mucho más estable. De este modo, en tasas anuales, las diferencias entre vivienda nueva y de segunda mano serán menos acusadas que el año pasado.

El mercado del alquiler, especialmente sensible a la evolución de la pandemia

La demanda del alquiler muestra una leve caída, presentando una especial sensibilidad a la evolución de la pandemia, especialmente en las grandes ciudades. El número de hogares que se encuentran en régimen de alquiler se encuentra en torno al 19% de promedio anual, un dato cercano al de 2019.

Por tipología de vivienda y ubicación, se siguen priorizando los espacios abiertos al exterior y crece el interés por alquilar fuera de las zonas más céntricas, de acuerdo con la opinión de la Red de agentes colaboradores (APIs) de Servihabitat.

El precio del alquiler muestra un descenso en las tasas de variación anual desde principios de año, tras la resistencia mostrada en 2020, cuando experimentó una tendencia a la moderación. Esto es debido a la bajada de la demanda y al aumento de la oferta, condicionada también por las restricciones turísticas.

El inmobiliario mantiene su atractivo para el inversor

El inmobiliario se mantiene como uno de los productos más estables y rentables en la última década, presentando un gran atractivo para el inversor. Ofrece unos retornos del 7,6% si se añade la revalorización del inmueble a la rentabilidad media generada por el alquiler. Además, aunque ha mejorado la situación de los valores bursátiles, se espera que en los próximos meses siga habiendo volatilidad en los mercados.

En cuanto al perfil de inversor, cerca del 74% de las operaciones se llevan a cabo por parte de pequeños inversores, que crecen casi cinco puntos porcentuales respecto a un año atrás. Además, en el último año, el ticket medio por operación se concentra principalmente en el rango de menos de 200.000 euros.