vivienda

Madrid, Barcelona y San Sebastián: ciudades más caras para comprar casa

Madrid, Barcelona y San Sebastián: ciudades más caras para comprar casa
La calle Serrano, en Madrid, es la más cara de toda España.
Con precios que oscilan entre los 11.000 y los 7.750 euros/m2, Madrid, Barcelona y San Sebastián se sitúan como las ciudades más caras de España para comprar una vivienda

Son datos de Tecnitasa, que sitúan el coste de una casa en la capital por encima de los 11.000 euros/m2, con un incremento del 6% interanual. Por lo que respecta a Barcelona, la vivienda ha subido un poco más del 1%, hasta alcanzar los 9.850 euros/m2. Y, en el caso de San Sebastián, el precio del metro cuadrado se ha incrementado hasta los 7.750 euros.

En Madrid, la calle más cara es Serrano; en Barcelona, paseo de Gracia; y, en San Sebastián, las calles Hernani, avenida Libertad y la plaza Guipúzcoa.

"El mercado ha aguantado bien la pandemia. Ya se están produciendo incrementos medios moderados de 0,5 puntos en precios máximos y de casi tres veces más, de media, en precios mínimos", afirma Fernando García Marcos, director técnico de Tecnitasa.

Entre las ciudades más caras también se encuentran Málaga, Bilbao, Santander, Cádiz, Valencia o Marbella, donde los precios varían entre los 4.600 euros/m2 y los 5.000 euros/m2.

Por el contrario, las ciudades en las que resulta más barato comprar vivienda son Talavera de la Reina (euros/m2), y Elche y Jerez de la Frontera (425 euros/m2).

Bajadas de precio

Pero también hay siete localidades que han visto caer sus precios, tanto en los barrios más caros, como en lo más baratos. Es el caso de Segovia, Guadalajara, Granada, Albacete o Baracaldo, que descienden en una horquilla entre el 2% y el 6%.

"Parece claro que, salvo excepciones, este 2022 los precios de la vivienda van a tender a incrementarse, ya que la demanda para la compra, para cualquier tipo de bolsillo, es sólida", apunta José María Basáñez, presidente de Tecnitasa. En su opinión, "el sector inmobiliario va a ser clave en la recuperación", pero la evolución del número de transacciones "dependerá de la evolución de la pandemia con respecto al mercado de trabajo, el incremento de los tipos de interés y la mejora en la entrega de materiales a las promociones ya empezadas".