El sector inmobiliario español consolida su tendencia positiva por tercer mes consecutivo

CBRE Recovery Monitor.jpg El CBRE Recovery Monitor mide la evolución de la recuperación del sector inmobiliario.

El CBRE Recovery Monitor presenta una lectura de +40 en el mes abril, situándose en niveles máximos observados desde la irrupción de la pandemia


Coincidiendo con el descenso de la incidencia de la COVID-19 en nuestro país, el sector inmobiliario español consolida su tendencia positiva por tercer mes consecutivo y muestra una recuperación en abril debido a la evolución positiva que han experimentado los indicadores económicos, de movilidad y del sector. Así lo refleja el CBRE Recovery Monitor, un superindicador que elaboran las áreas de Data Science y Research de CBRE España y que mide la evolución de la recuperación del sector inmobiliario.

Con datos actualizados a 30 de abril, este parámetro presenta una lectura de +40 en el mes de abril, situándose en niveles máximos observados desde la irrupción de la pandemia. De este modo, este parámetro muestra un avance respecto a la medición anterior de +40 en marzo, +15 en febrero y -5 de enero.

“Los grandes avances en los planes de vacunación y la baja incidencia acumulada en nuestro país han impactado positivamente en la recuperación del sector inmobiliario, consolidándose por tercer mes consecutivo, según nuestro CBRE Recovery Monitor, la tendencia positiva del mismo”, explica Sergi Esteban, senior data scientist del departamento de Data Science de CBRE España. “De cara al segundo semestre del año, se prevé que la recuperación continúe su senda positiva a medida que se suavicen las restricciones de movilidad y que continúen las mejoras significativas de los indicadores de sentimiento económico y de mercado”, añade.

Variables más destacadas

Miriam Goicoechea, directora asociada de Research de CBRE España, explica que “los indicadores de demanda tanto de activos industriales como de oficinas registraron una tendencia alcista en abril, superando niveles pre-COVID".

Con relación a los indicadores macroeconómicos, “observamos mejoría tanto en el indicador de afiliados a la seguridad social como en de confianza del consumidor y en el índice de volatilidad (VIX). Destacó especialmente el índice PMI compuesto, muy ligado al sector servicios que alcanzó el ratio de 55,2, por encima del límite del 50 y valor solo registrado en periodo pre-Covid”, detalla Goicoechea.

Sobre los indicadores de movilidad, se registró un incremento en la demanda hotelera, así como en el número de pasajeros y vuelos como consecuencia del periodo de Semana Santa y cuya tendencia esperada para los próximos meses es muy positiva tras el fin del estado de alarma.

El footfall tanto en calles como en centros comerciales continuó creciendo y la previsión estimada es también muy favorable con el levantamiento de gran parte de las restricciones a la movilidad. Este mes, como novedad, hemos incorporado dos nuevos indicadores que aportan un ángulo adicional de análisis. Por un lado, la evolución del gasto de las tarjetas españolas en terminales de punto de venta (TPV), de acuerdo a datos facilitados por Caixabank y donde destacó, desde la irrupción de la COVID-19, el incremento en el gasto de productos de primera necesidad (alimentación y farmacia) y el gasto del e-commerce”, analiza la directiva, quien añade que “por otro lado, incorporamos el indicador de búsqueda de palabras clave que facilita Google y cuyas palabras “covid”, “casa” y “supermercado” fueron de las más demandadas desde marzo 2020 mientras que “hotel” y “restaurante” cobraron mayor relevancia durante los meses de verano y en el periodo de Semana Santa”.