Contenido elaborado por Vía Célere para Observatorio Inmobiliario

La compañía ha presentado su primer proyecto plurifamiliar 100% industrializado, el primero de una gran promotora, que aumenta la eficiencia de la construcción

Este proceso también reduce el tiempo de obra, optimiza el uso de materiales y agua, genera menos escombros y disminuye las molestias a los vecinos

La compañía también ha creado un nuevo diferencial llamado Célere Cities enfocado en contribuir a crear ciudades y entornos urbanos más sostenibles Vía

Vía Célere es una compañía que siempre ha mostrado su compromiso por mejorar la sostenibilidad del entorno en que opera. En este sentido, se ha mantenido a la vanguardia de la investigación para conseguir que sus promociones tuviesen la mayor eficiencia energética. Fruto de este afán, la promotora ha sido pionera en la incorporación de energías renovables, como la aerotermia o geotermia, y de sistemas que mejoran el aislamiento térmico, como la ventilación de doble flujo.

En las últimas semanas, sin embargo, han llevado su compromiso un paso más allá presentando dos novedades con las que aumentarán su ámbito de actuación.

 LA PRIMERA GRAN PROMOTORA EN CONSTRUIR UN EDIFICIO PLURIFAMILIAR 100% INDUSTRIALIZADO

Vía Célere ha alcanzado un nuevo hito en la edificación en España al convertirse en la primera gran promotora en realizar una promoción plurifamiliar 100% industrializada. Este hecho tiene múltiples repercusiones para la compañía y el sector, ya que permite reducir drásticamente los plazos de obra, aumentar la seguridad de los trabajadores e incluso tener un mayor control sobre los detalles y la calidad de las viviendas. La primera promoción 100% industrializada de la compañía, que se situará en Boadilla del Monte, estará compuesta por 17 pisos y estará finalizada en 7 meses en lugar de los 19 que tardaría mediante otro sistema.

Sin embargo, las ventajas de este método de edificación no se limitan a la reducción de los tiempos de obra, sino que también ayuda a incrementar la sostenibilidad del sector inmobiliario.

Para empezar, la industrialización supone realizar una gran parte del proceso de edificación en un entorno controlado y cómodo, dentro de una fábrica y con más herramientas a disposición. Esto significa que se incrementa la sostenibilidad del proceso, al poder optimizar el uso de los materiales ya que los procesos estandarizados disminuyen la rotura y el desaprovechamiento de los mismos. Además, los elementos sobrantes se someten a un proceso de reciclaje superior al de la obra tradicional. Esto mismo sucede con el agua, ya que su uso se reduce en gran medida gracias a los procesos industrializados.

Por otro lado, la sostenibilidad que ofrecen estos procesos va más allá de lo medioambiental. La industrialización también genera un sector más saneado y dinámico y, por tanto, más estable, debido a la reducción del tiempo de retorno de la inversión que conlleva la disminución de los plazos de entrega de vivienda.

Al mismo tiempo, la eliminación de escombros y la reducción de plazos de obra también crean un entorno más cómodo y respetuoso para los vecinos de la obra. Es decir, mediante la industrialización se reducen las molestias que genera una construcción en una localidad ya que se generan menos resudios, menos contaminación y menos ruido.

Según Miguel Pinto, director general de estrategia de Vía Célere, “esta promoción es un gran paso para avanzar hacia un sector más eficiente, ágil y sostenible. Todavía falta mucho camino por recorrer, pero creemos que la industrialización convivirá, cuanto menos, al mismo nivel que los procesos tradicionales de construcción. Con ello, conseguiremos que las compañías del sector reduzcan la huella medioambiental que genera su actividad para lograr que las ciudades se conviertan en entornos más verdes y sostenibles”.

CÉLERE CITIES, EL COMPROMISO DE VÍA CÉLERE CON EL URBANISMO SOSTENIBLE

De forma paralela al anuncio de su primera promoción plurifamiliar 100% industrializada, Vía Célere también ha presentado un nuevo diferencial centrado en contribuir a crear ciudades y entornos urbanos más sostenibles denominada Célere Cities. A través de este diferencial, que se suma a Célere Innova, Célere Lifestyle y Célere Compromiso, la compañía tiende la mano a todos los sectores de la sociedad para seguir avanzando hacia la construcción de ciudades más respetuosas con el entorno social y el medio ambiente, en línea con la Nueva Agenda Urbana y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En este sentido, Vía Célere ha creado, junto a la Universidad Autónoma de Madrid, el Observatorio de sostenibilidad ambiental de la edificación residencial cuyo primer estudio se ha enfocado en medir la huella hídrica de la construcción de promociones residenciales.

Según este estudio, la construcción de cada metro cuadrado residencial construido genera una huella hídrica azul de 5 metros cúbicos. Es decir, una promoción de 100 viviendas, de 100 metros cuadrados cada una, genera una huella hídrica azul similar al agua necesaria para llenar 20 piscinas olímpicas.

Vía Célere ha querido ser precursor a la hora de medir la huella hídrica de sus propias promociones. En 2019, la compañía entregará cerca de 1.200 viviendas que suponen aproximadamente 240.000 m2 construidos y una huella hídrica azul de 1.200.000 m3.

 EL COMPROMISO DE VÍA CÉLERE

Tras conocer estos datos, Vía Célere también ha anunciado su compromiso de devolver un porcentaje de su huella hídrica azul cada año a través del apoyo a proyectos sociales relacionados con la mejora en la gestión del agua. En 2019, la promotora se ha comprometido a recuperar para el medioambiente el 20% de la huella hídrica azul de las promociones que entregará en 2019.

Célere Cities ha elegido el agua como su primer foco de atención en 2019, dado que es un aspecto de la sostenibilidad en la edificación menos tenido en cuenta que otros, como la contaminación ambiental o el consumo energético, pero igual de relevante. Esto queda reflejado en que, según Naciones Unidas, la escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial y que, al mismo tiempo, la rápida urbanización está ejerciendo gran presión sobre los suministros de agua dulce, las aguas residuales, el entorno de vida y la salud pública.

Ante todos estos datos, Vía Célere ha decidido dar un paso adelante, en su papel de promotora residencial, para mejorar el entorno urbano y contribuir a crear ciudades más sostenibles junto a todos los colaboradores que se quieran sumar a esta corriente de actuación. [ ]

N.º 97 – Marzo – Abril 2019