Wallex invierte cinco millones en una fábrica de construcción industrializada en Castilla y León

Wallex.jpg De izquierda a derecha, Mateo Zimmermann, José Antonio Fuertes y José Ignacio Esteban.

La nueva planta de la compañía tendrá más de 8.000 m² y contará con una capacidad de producción inicial de alrededor de 1.000 viviendas al año


Aranda de Duero es la ciudad que albergará la primera fábrica de construcción industrializada integral de España, Wallex, fruto de la apuesta conjunta de Grupo Avintia y CEMEX. “El aterrizaje de Wallex en Aranda de Duero supone un gran impulso en términos de tecnología e innovación de vanguardia para la localidad, pero también para el despegue definitivo de la construcción industrializada en España”, ha afirmado Raquel González, alcaldesa del municipio, en un encuentro celebrado para presentar el impacto de Wallex en la zona.

El aterrizaje de esta fábrica en la región se produce gracias a la inversión conjunta de más de cinco millones de euros por parte de Grupo Avintia y CEMEX. Con más de 8.000 m², tendrá una capacidad de producción inicial de alrededor de 1.000 viviendas al año. Además, contará en su sistema productivo con la ingeniería alemana Vollert.

José Antonio Fuertes, gerente de la fábrica de Wallex en Aranda de Duero, ha indicado que esta primera planta supondrá “un impulso sin precedentes a la actividad industrial en la zona gracias a la apuesta de dos firmas líderes. Potenciará la generación de empleo cualificado y fomentará la creación de hasta 30 puestos de trabajo de perfiles variados, desde mano de obra en fábrica, hasta transporte, y perfiles de ingeniería. En concreto, se requerirán profesionales con experiencia en prefabricados o montaje”.

La previsión es que se generen 15 empleos directos por turno de trabajo, si bien en función de la demanda, el número total de puestos generados podría alcanzar los 30. Wallex estará en funcionamiento a finales de junio. “La llegada de la fábrica a Aranda de Duero se erige como un punto encuentro de empresas internacionales para impulsar la industrialización en España donde, en la actualidad el porcentaje de vivienda industrializada es muy bajo en relación con el de países como Finlandia, Noruega o Suecia, que superan el 45%”, ha afirmado José Ignacio Esteban, director general de Avintia Industrial.

“Se trata, además, de un proyecto escalable. Esta es solo la primera de una serie de plantas que se abrirán en los próximos años en otras regiones, siempre en función de la evolución del mercado”, ha añadido. El directivo ha puntualizado que “la previsión es abrir tres plantas en los próximos tres años para dar respuesta a una creciente demanda española de construcciones de esta tipología”.

Tanto José Ignacio Esteban como Mateo Zimmermann, investment manager de CEMEX Ventures, han aprovechado para destacar algunas de las principales ventajas asociadas a la construcción industrializada. De acuerdo con los directivos, este sector consigue una reducción de la huella medioambiental gracias al mejor aprovechamiento de los recursos y materiales y el descenso de residuos generados; la minimización de los riesgos laborales al concentrar la mayor parte del proceso en la planta; el trabajo en un entorno más estable que favorece la conciliación y la inclusión; y el impulso a la mano de obra cualificada y la reducción en torno a un 30% en los plazos de entrega.