Manni Green Tech, a la vanguardia de la construcción industrializada

09/12/2020

Manni-Green-Tech-Vivienda-Unifamiliar.jpg Vivienda unifamiliar construida con la tecnología de Manni Green Tech.

Ofrece máxima eficiencia energética y versatilidad para proyectos residenciales

La construcción industrializada se abre camino en el sector. Optimización y coordinación de los recursos, planificación ajustada de costes, ahorro de tiempo, producción en fábrica, aseguramiento de calidad y la seguridad, son solo algunas de las ventajas que aporta frente a la construcción tradicional.

Así, la compañía Manni Green Tech, perteneciente al holding empresarial italiano Manni Group, con más de 75 años de historia, promueve la innovación en el procesamiento y uso del acero en sus más amplias aplicaciones: desde sistemas de acero prefabricado hasta paneles metálicos aislantes. De esta forma, la compañía acaba actuando como una gran ingeniería de construcción industrializada donde las otras empresas del grupo se convierten en proveedores: Manni Sipre, ofrece elementos estructurales de acero prefabricados; Manni Inox, aporta un avanzado centro de servicios para el acero inoxidable; Isopan, fabrica paneles aislantes para la construcción y Manni Energy, diseña y realiza equipos de climatización a partir de fuentes de energía renovables y soluciones para la eficiencia energética. Manni Green Tech se convierte en un único interlocutor para construir, ampliar o rehabilitar cualquier tipo de construcción edificio residencial.

La compañía Manni Green Tech construye mediante estructuras ligeras (Light Steel Frame) fabricadas con perfiles de última generación y conformados en frío con acero estructural. Los diferentes elementos pueden llegar a la obra pre-montados, por lo que la construcción se realiza de manera rápida y eficaz. En obra también se pueden acabar de completar los sistemas de paneles aislantes que se colocan para configurar la envolvente externa, los tabiques internos, los forjados y las cubiertas. Todo ello garantizando el máximo rendimiento térmico, acústico y en términos de durabilidad y escaso mantenimiento.

El equipo técnico de Manni Green Tech ofrece soporte a los arquitectos y constructores en todas las fases de la construcción: desde la ingeniería del proyecto hasta el montaje previo de la estructura de acero fuera de la obra. Todo esto les permitirá:

Planificar los costes

El diseño detallado de los elementos de construcción, apoyado con tecnología BIM, reduce el margen de error y permite una estimación de los costes por adelantado, con una mayor precisión que en las obras tradicionales.

La producción simultánea de los elementos constructivos en seco, su ensamblaje parcial en la fábrica y la ausencia de fases de secado reducen significativamente el tiempo efectivo de construcción. Además del alto rendimiento térmico y acústico, el sistema de construcción en seco Manni Green Tech permite que el proyectista disponga de una gran libertad en el uso de las formas y los materiales adaptándose a las características requeridas por el proyecto y el acabado deseados.

Beneficios y prestaciones

Rendimiento térmico y acústico, ligereza, reciclaje, aumento de superficie útil y resistencia, son algunas de las cualidades del sistema constructivo industrializado que ejecuta Manni Green Tech.

El abanico de posibilidades de materiales aislantes, con lana de roca o poliuretano, así como de los revestimientos, permiten una óptima envolvente según las necesidades del proyecto por normativa o diseño.

Al ser un sistema ligero, se reducen las cargas que se concentran en los cimientos y en la instalación, sin utilizar grandes medios auxiliares o de elevación.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, el acero es uno de los materiales que más se reciclan en el mundo. Además, una vez desechado y reutilizado, no pierde sus propiedades.

Además, los elementos estructurales compactos con máximas prestaciones de aislamiento permiten incrementar la superficie útil del edificio.

En cuanto a la resistencia, el uso de acero galvanizado estándar Z140 hace que la estructura resista a todas las condiciones climáticas y atmosféricas.

Del proyecto a la realidad de la libre elección

Así pues, el proyectista dispone de una gran libertad en el uso de las formas y de los materiales según las necesidades del proyecto. Esto permite configurar diferentes tipologías de edificios residenciales. Desde casas unifamiliares de 120 m² con calificación energética A4, pasando por chalets adosados de 600 m² que logran la calificación nZEB (edificios con consumo de energía casi nulo), hasta alojamientos residenciales de 1.500 m² de superficie total y en varias alturas.


Residencia de estudiantes en construcción.