El BEI y UCI colaboran en la renovación sostenible de edificios

BEI y UCI.jpg Esta colaboración se alinea con la “renovation wave” de la Comisión Europea.

El proyecto contribuirá a la mitigación del cambio climático, con un ahorro de energía de cerca de 57 Gwh al año y de 10.269 toneladas anuales de CO2


El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), una joint venture entre Banco Santander y el Grupo BNP Paribas, han firmado un nuevo acuerdo para impulsar la renovación de edificios existentes en España y Portugal. Estas inversiones verdes se inscriben en la estrategia de UCI de financiación sostenible para particulares y comunidades de propietarios.

La colaboración se articula a través de la inversión en un tramo de 50 millones de euros en una titulización de hipotecas residenciales originadas en España por valor de 480 millones de euros (RMBS Prado VIII). Esta financiación contribuirá a originar nuevos préstamos verdes y sostenibles a particulares y comunidades de propietarios que realicen inversiones en la renovación de edificios. Aunque la financiación se orienta principalmente a la renovación de edificios, también serán elegibles créditos hipotecarios para adquisición de viviendas con elevados estándares de eficiencia energética.

Esta será la segunda operación firmada con UCI. La precedente se llevó a cabo en mayo de 2020 a través de la inversión del BEI en un tramo de 100 millones de la RMBS Green Belém 1 (la primera emisión de bonos verdes en Portugal impulsada por UCI). Por esta operación, UCI recibió el premio “Sustainable Finance" de Euronext Lisbon Awards por su contribución activa al desarrollo del mercado de capitales en Portugal y por su impacto positivo en materia ambiental, social o de gobierno corporativo.

El proyecto contribuirá a la mitigación del cambio climático y se alinea con la “renovation wave” de la Comisión Europea. Se estima que, en España y Portugal, el ahorro energético total final será de 57,3 GWh al año a partir del momento en que los fondos estén plenamente desembolsados, lo que corresponde a un ahorro de 10.269 toneladas/año de CO2 equivalente al consumo anual de energía de 14.000 hogares. Adicionalmente, se espera que los proyectos financiados por UCI con el apoyo del BEI creen alrededor de 940 puestos de trabajo cada año durante el periodo de construcción.

“Actualmente, alrededor del 75% del parque de edificios tienen una baja eficiencia energética y, lo que es más crítico, casi el 85-95% de ellos todavía estarán en uso en 2050. Por ello, estamos muy orgullosos de apoyar a UCI para impulsar los proyectos verdes y las inversiones en mejorar significativamente la eficiencia energética en España y Portugal. La actual pandemia no debe hacernos olvidar que la recuperación de la economía en Europa debe seguir manteniendo como foco la acción climática”, ha asegurado Ricardo Mourinho Félix, vicepresidente del BEI y responsable de la actividad del banco de la UE en España y Portugal.

Por su parte, Roberto Colomer, director general de UCI, Roberto Colomer, ha indicado que “para nosotros es un orgullo poder ampliar nuestra colaboración con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para seguir desarrollando nuestra estrategia de financiación sostenible en la Península Ibérica y contribuir a la descarbonización del parque inmobiliario de ambos países”.

Los préstamos objeto de esta colaboración se ajustarán a los criterios establecidos por la Federación Hipotecaria Europea en el marco del Plan de Acción de Hipotecas de Eficiencia Energética (EEMI). En particular, las operaciones de rehabilitación deberán generar una mejora de la eficiencia energética del inmueble de, al menos, el 30%. Asimismo, las financiaciones de adquisición de vivienda nueva deberán tener un consumo de energía casi nulo. Ambos criterios se ajustan a los establecidos para poder acceder a la Energy Eficient Mortgage Label, (EEM Label).