DAS Seguros introduce la inteligencia artificial en su seguro de impago de alquiler

16/07/2020

DAS-seguros.jpg ya no solo se tendrán en cuenta los datos económicos del inquilino para evaluar su riesgo

La implantación de la Inteligencia Artificial permitirá valorar el riesgo vinculado a la posibilidad de impago de cada inquilino de manera personalizada

DAS Seguros ha desarrollado un sistema de Inteligencia Artificial para su seguro de Impago de Alquiler Vivienda.

El impulso por la transformación digital de estas pólizas afectará directamente a sus clientes, ya que el grupo asegurador tendrá datos más precisos sobre los riesgos asociados a los propios inquilinos para ofrecer precios más ajustados y personalizados para el tomador del seguro.

El funcionamiento de la Inteligencia Artificial en este campo permitirá que no solo sean los datos económicos del inquilino los que permitan evaluar su riesgo, sino que también enriquecerá su decisión considerando datos del entorno en la que se ubica la vivienda, teniendo en consideración más de un centenar de variables que ayudarán a la aseguradora a disponer de estimaciones más precisas del riesgo vinculado.

Otro aspecto destacado de la implantación de la tecnología en el seguro DAS Impago de Alquiler Vivienda es que en una segunda fase los mediadores y colaboradores podrán contar con una nueva funcionalidad en la plataforma Valoratuinquilino.com. Se trata de un “termómetro de riesgo” originado gracias a este nuevo algoritmo que facilitará una información adicional al actual resultado para los inquilinos que en un primer momento hayan sido aceptados, indicando de manera muy visible dentro de una escala cuál de éstos es el mejor valorado y por lo tanto con menos riesgo de impago.

Para Jordi Rivera, CEO de DAS Seguros “la utilización de la Inteligencia Artificial tendrá un impacto positivo en los asegurados de los seguros de Impago de Alquiler”.

Por otro lado, DAS Seguros está trabajando para poder utilizar esta tecnología en las renovaciones de cartera del seguro de Impago de Alquiler, con el fin de que los precios de renovación dejarían de aplicarse de forma generalizada, fijándose para cada póliza de renovación bonificaciones o recargos sobre la prima existente.