Contenido elaborado por Schindler para Observatorio Inmobiliario

 

Producir más, pero con un gasto menor de energía. Esa es en esencia la definición de eficiencia energética, siempre en busca de alcanzar el reto de ser respetuosos con el medio ambiente sin necesidad de disminuir las prestaciones, sino todo lo contrario.

Este concepto asociado al transporte vertical, y en concreto a Schindler, más que un reto es un compromiso, ya que buscamos satisfacer las necesidades presentes de nuestros clientes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras. Por eso la sostenibilidad junto con la innovación y el desarrollo en nuestras líneas de productos, son la prioridad de Schindler.

En este sentido, en Schindler desarrollamos continuamente productos y procesos sostenibles de alta eficiencia energética. Para reducir el consumo de energía de nuestros sistemas de elevación, constantemente invertimos en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías como son: componentes sostenibles y de bajo consumo energético, tecnología puntera para recuperación de energía, opciones inteligentes de control de energía (modo ECO). Entre los beneficios se encuentran el ahorro de energía mediante un diseño óptimo del sistema de transporte vertical, recuperación y reutilización de energía, sistema de control inteligente y altamente eficiente, etc.

Desde los primeros bocetos de diseño, hasta la eliminación total de los componentes de las instalaciones, pasando por las áreas de la planta de producción donde nuestras acciones pueden tener un mayor impacto, incluimos constantemente nuevas iniciativas para reducir la huella ambiental, así como el consumo de agua y la generación de residuos, consiguiendo, hasta la fecha, que más de un 80% de la totalidad de los componentes necesarios para la fabricación de nuestros productos sean reciclables, así como una reducción de la emisión de CO2 mayor a un 30% anual gracias a la renovación y mejora de nuestra flota de servicio, y la reducción del consumo de energía eléctrica en más de un 3% solo en el último año.

ASCENSORES DE ALTO NIVEL

Todo esto se consigue disponiendo de la tecnología más innovadora en nuestra área, como la utilizada en nuestras últimas generaciones de ascensores, que revierten la energía no utilizada a la red eléctrica del edificio, repercutiendo en una reducción del calor residual y por tanto en los requisitos de enfriamiento del ascensor. Buena prueba de ello es el ascensor global de grandes alturas Schindler 7000, con un sistema de particular valor en instalaciones de alto rendimiento.

INTELIGENCIA Y TECNOLOGÍA AL ALCANCE DE LOS CLIENTES

El sistema inteligente y tecnológico Schindler PORT permite una movilidad mucho más sostenible ya que optimiza el número de viajes y las cabinas en uso, influyendo de manera positiva en el consumo energético del edificio.

Este sistema integra detectores de proximidad que permiten el “modo espera”, sensores de luminosidad que regulan el brillo de la pantalla y procesadores con optimización de consumo. Todo para que nuestros clientes encuentren facilidades en su transporte y para contribuir a una sociedad mejor equipada en materia de sostenibilidad.

La Tecnología Port está especialmente indicada para edificios con un gran tráfico de pasajeros, como los centros de negocios, complejos empresariales, rascacielos, hospitales, hoteles… La personalización del servicio de traslado que ofrece permite características como el control a plantas restringidas, realización de trayectos sin paradas, elección de las cabinas más adecuadas para personas con discapacidad o un aumento del tiempo de apertura de las puertas para facilitar el acceso. Estas prestaciones permiten los más altos niveles de eficiencia energética puesto que este sistema optimiza el número de viajes y las cabinas en uso.

MOVILIDAD VERDE

Además, en Schindler llevamos años impulsando la movilidad ecológica con productos que están reconocidos según los estándares de eficiencia energética que combina calidad y seguridad. No es de extrañar que un millón de personas en todo el mundo confíen cada día en nuestros productos y servicios.

Así, acompañando el desarrollo de edificios desde la planificación y construcción hasta la operación diaria, en Schindler nos convertimos en un sinónimo de movilidad urbana reconocido como un sello de calidad, seguridad y eficiencia ambiental, comprometiéndonos a proporcionar soluciones óptimas, seguras y eficaces como respuesta a la urbanización global de las próximas décadas, creando nuevos sistemas y soluciones para que los edificios y ciudades del mundo resulten más sostenibles y cómodos cada día.

La construcción y los equipos sostenibles son ya una realidad por la que seguimos apostando con fuerza y con la firme decisión de mejorar la calidad de vida de las personas, a la vez que la de nuestros hogares, lugares de trabajo y edificios emblemáticos, en los que dejamos nuestra mejor huella para las próximas generaciones. [ ]

N.º 98 – Mayo 2019