Juan-López-AsiaínJuan López-Asiaín Martínez

Responsable del Gabinete Técnico del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE)

Los perfiles profesionales evolucionan, nacen nuevos servicios y metodologías de trabajo, que tratan de dar respuesta a nuevas necesidades de una manera más eficaz.

Hay profesionales muy demandados en la actualidad, que no existían hace diez años e igual pasará en el futuro. No es posible saber cuáles serán los de mayor demanda o cuáles desparecerán, pero es seguro que el futuro habla de tecnología, especialistas, trabajo multidisciplinar y jerarquías empresariales mucho más horizontales y colaborativas.

El sector inmobiliario y de la construcción no es ajeno a estos cambios. Aunque es probable que este ámbito profesional sea un poco más lento que otros, avanza en la misma dirección. Si bien es cierto que todavía existen equipos de trabajo individualistas que aún no han incorporado avances tecnológicos y metodológicos, son aquellas empresas y profesionales que sí lo han hecho las que están marcando la diferencia y alcanzando cotas de mayor éxito, procurando mejores servicios y edificios a la sociedad, con un menor coste y plazos de ejecución.

Desde hace ya años se van incorporando al sector inmobiliario, de forma natural, perfiles profesionales nuevos que van completando estos equipos multidisciplinares, nuevas figuras que aportan enfoques novedosos y normalmente mejoras productivas. Es verdad que muchas de ellas están asociadas a perfiles del mundo anglosajón, incorporando su denominación sin traducción, como Project Manager, Project Monitoring o Facility Manager, entre otras.

El Quantity Surveyor o Cost Manager es un profesional especializado en el control y gestión de costes. Es cierto que en España la figura que más habitualmente gestiona y controla la economía de los proyectos inmobiliarios y de edificación es el Arquitecto Técnico, sin embargo su intervención en el proceso de la inversión inmobiliaria a menudo comienza posteriormente al proyecto, licencia e incluso contratación de la ejecución de la obra. En esta fase, el control económico es muy importante, pero no se pueden tomar decisiones que influyan de manera determinante en el coste global.

La intervención de un especialista en costes de construcción es óptima cuando se gesta el proyecto, incluso antes de tener el solar, valorando la oportunidad de la inversión y la mejor manera de llevarla a cabo en todos sus aspectos, dimensión, diseño, calidades, tipologías y un largo etcétera. El valor de este profesional en el proceso edificatorio es innegable.

Si bien es cierto que tal y como se ha podido concluir en muchos foros de debate de prestigio, como por ejemplo CONTART 2018, la figura profesional que actualmente reúne las capacidades más adecuadas para asumir esta labor es el Arquitecto Técnico, hay competencias asociadas al Quantity Surveyor que debe adquirir, tales como planificación de costes, gestión de contratos o tipos de financiación, entre otras. Estas competencias deberán ser adquiridas por los nuevos Quantity Surveyors, bien por la experiencia profesional, bien por la formación continua, o idealmente con una mezcla de ambas vías. [ ]

N.º 96 – Enero – Febrero 2019