Raquel Sánchez presenta la inversión de 1.000 millones para descarbonizar las ciudades

Raquel Sánchez_movilidad.jpg Raquel Sánchez, ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El programa está dotado con 1.500 millones de euros y está previsto publicar una segunda convocatoria en 2022 para repartir los 500 millones restantes de este programa


La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha presentado el programa de ayudas a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones y transformación sostenible y digital del transporte urbano.

Durante su visita a Elche, la ministra se ha reunido con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, con quien también ha tratado temas de interés para la Comunidad Valenciana y con los alcaldes de los municipios de más de 50.000 habitantes para dar a conocer el detalle de los objetivos y las condiciones de la primera convocatoria del plan, dotada con un presupuesto de 1.000 millones de euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Está previsto publicar una segunda convocatoria en 2022 para repartir otros 500 millones de este mismo programa.

Según ha indicado la ministra sobre la vida en las ciudades, hay que preguntarse si están diseñadas para los vehículos o para las personas que residen en ellas. En este sentido, ha recordado que, dentro de diez años, el 60% de la población mundial residirá en grandes ciudades, que es donde se generan alrededor del 75% de las emisiones de carbono mundiales. La movilidad tiene un papel decisivo en las mismas, por lo que ha asegurado que hay que pensar mejor el modelo de ciudad y transformarlo.

La ministra ha mostrado el compromiso de Mitma con esta necesidad para las ciudades del futuro, unas ciudades que permitan y promuevan una movilidad sostenible e inclusiva, ciudades más cercanas, seguras, resilientes, sostenibles y comprometidas con sus ciudadanos.

En este contexto de compromiso con el desarrollo de “entornos más humanos, más accesibles, más respirables” y el diseño de “ciudades para caminar y vivir”, el Ministerio de Transportes ha apostado por destinar una parte de los fondos europeos para acelerar la descarbonización de los entornos urbanos y potenciar la movilidad activa, sostenible y digital.

En concreto, los 1.000 millones de esta primera convocatoria se van a destinar a acelerar la descarbonización de las ciudades, mejorar la calidad del aire y mitigar el ruido mediante el impulso de las Zonas de Bajas emisiones (ZBE). Además, contribuirán a la transformación sostenible del transporte público y a la digitalización de la movilidad.

La presente convocatoria está dirigida a los municipios con más de 50.000 habitantes, a las capitales de provincia, y a los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes que dispongan de servicios de transporte público colectivo. Todos los potenciales beneficiarios deben disponer de un plan de movilidad sostenible (PMUS) aprobado y en vigor a la fecha de la presentación de la solicitud para poder optar a la financiación.

Los proyectos presentados por los ayuntamientos deberán contribuir a los objetivos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia como son el impulso de la movilidad activa y sostenible con medidas como la creación de itinerarios peatonales y carriles-bici para que los hombres y las mujeres de distintas edades se sientan seguros con otras formas de movilidad gracias a infraestructuras inclusivas.

Estas ayudas tienen también como objetivo articular un sistema de transporte público urbano fiable, accesible y asequible, equipado con flotas más modernas, eficientes y sostenible; implantar sistemas de movilidad inteligente e impulsar definitivamente la digitalización.