Los fondos europeos, clave para rejuvenecer el parque inmobiliario

Andimac.jpg Andimac recomienda medidas complementarias como un Fondo de Garantía para hogares vulnerables.

Ante la aprobación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española, Andimac urge a impulsar un Plan Nacional de Rehabilitación y Reforma


La patronal Andimac confía en que los fondos europeos sirvan para rejuvenecer el parque de viviendas, que actualmente avejenta a un ritmo anual del 2%, mientras que la rehabilitación de edificios afecta sólo al 0,12% de los mismos. Esto evitaría la pérdida de valor del principal activo de ahorro de las familias españolas.

Andimac asegura que las ayudas comunitarias incluidas en el recientemente anunciado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española tendrán un impacto claro en el sector, tanto por el lado de la demanda como de la transformación de los modelos de negocio y procesos tradicionales.

En concreto, la patronal detalla que las inversiones que más impactarán en el mercado de la reforma y la rehabilitación, y en el conjunto de la cadena de valor de la construcción, son las relativas al programa de Rehabilitación de Vivienda y Regeneración Urbana, pero también de la Modernización y Competitividad del Sector Turístico.

Asimismo, llama a los agentes del sector a sumarse a la Estrategia de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada; al Plan de Digitalización de Pymes; a la Nueva Política Industrial España 2030 y Estrategia de Economía Circular. Y es que, en su opinión, el transporte de mercancías y su suministro a lo largo del canal deberá abandonar las energías fósiles; la transformación digital de la cadena de suministro es una realidad en la que todos los agentes deben participar de forma organizada; y la economía circular, aún por definir un modelo eficiente y rentable, es un horizonte irrenunciable.

A tenor del volumen de las inversiones previstas y consciente de la oportunidad extraordinaria que brindará el reparto de las ayudas comunitarias, Andimac insiste en la urgencia de poner en marcha un Plan Nacional de Rehabilitación y Reforma, para lo que respalda un único modelo que pueda gestionarse desde las comunidades y extrapolarse fácilmente a nivel territorial.

En este escenario, la patronal defiende la cogobernanza entre el Gobierno y las autonomías para evitar los retrasos e ineficiencias que provoca la transferencia de competencias en materia de Vivienda y facilitar el acceso a los fondos por parte de los particulares y comunidades de vecinos, así como la apertura a la colaboración público privada para impulsar un mercado hasta ahora residual como el de rehabilitación.

Medidas complementarias de impulso

En paralelo, la patronal recomienda medidas complementarias como un Fondo de Garantía para hogares vulnerables, sobre todo a la vista de que los propietarios o comunidades de vecinos que rehabiliten viviendas o edificios podrán beneficiarse de ayudas de entre un 40% y un 100% del coste de la obra, en función del ahorro energético que se logre.

Y, al margen de implantar medidas de corte fiscal, la patronal defiende el impulso de líneas de ayuda directa y financiera para la reforma interior de viviendas asociadas a mejoras en las prestaciones de confort como ahorro energético, accesibilidad, salubridad, acústica o seguridad.

“Tanto el diseño de las políticas como los agentes colaboradores deben poner al usuario final en el centro, atender a sus necesidades, inquietudes y prioridades, y ofrecer un modelo basado en incentivos directos tantos tangibles como emocionales, pero también en procedimientos que maximicen la facilidad, simplicidad y las garantías para los propietarios”, destaca Sebastián Molinero, secretario general de Andimac.