La Secretaría General de Vivienda modifica el Código Técnico de la Edificación

05/02/2020

Obras-de-construcción Edificio en obras

El Real Decreto se aprobó con participación de los sectores afectados

La Secretaría General de Vivienda ha modificado el Código Técnico de la Edificación, con el objetivo principal de mejorar los edificios tanto en relación a su eficiencia energética como a la salud, el confort y la seguridad de los usuarios.

El Real Decreto se aprobó después de ser sometido a un proceso de audiencia e información pública, con participación de los sectores afectados.

Las principales modificaciones del nuevo texto reglamentario se encuentran en el Documento Básico de Ahorro de Energía (DBHE), que se modifica íntegramente y en el Documento Básico de Ahorro de Salubridad (DBHS), al que se incorpora una nueva sección destinada a regular la protección de los edificios frente a la exposición al gas radón.

Por otro lado, se ha realizado una modificación puntual del Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio, para adaptar el apartado de propagación exterior a la evolución de las soluciones constructivas de las fachadas.

Según el Ministerio de Transporte, con esta modificación, las nuevas edificaciones y determinadas intervenciones que se realicen en las mismas, se permitirá tener el confort necesario con el mínimo gasto energético. Además, será necesario que una parte importante de esta energía proceda de fuentes renovables.

“La revisión de las exigencias en materia de ahorro de energía y de incorporación de energía procedente de fuentes renovables en el sector de la edificación resulta, además, imprescindible para el progresivo avance hacia una economía baja en carbono competitiva en 2050, objetivo con los que se ha comprometido España a través de acuerdos internacionales en las últimas Cumbres del Clima”, aseguran desde el Ministerio.

Asimismo, en la nueva sección del Documento Básico de Salubridad, frente a la exposición al radón, se establece el nivel nacional de referencia para las concentraciones de radón en recintos cerrados y se recogen las medidas reglamentarias para limitar la penetración del radón en los edificios en función del municipio en que se ubiquen estos.