Hacienda advierten de riesgos de inconstitucionalidad al regular la Plusvalía municipal

hacienda-impuestos.jpg Hacienda ve riesgo de inconstitucionalidad en la nueva regulación de la plusvalía municipal.

Los técnicos de Hacienda recomiendan tramitar como proyecto ley la plusvalía municipal para eliminar cualquier riesgo


Los técnicos Hacienda ven un riesgo de inconstitucionalidad en la nueva regulación de la plusvalía municipal aprobada hoy, lunes 8 de noviembre, por el Consejo de Ministros mediante un Real Decreto ley, al diseñar uno de los elementos esenciales del tributo prescindiendo de una ley ordinaria.

Según los técnicos, tras la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado día 26 que determinó la inconstitucionalidad de varios preceptos de la Base imponible del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), la nueva regulación en un Decreto ley podría vulnerar el principio de reserva de ley del artículo 133 de la Constitución, por lo que recomiendan que, una vez que sea convalidado, se tramite como proyecto de ley para eliminar cualquier riesgo.

En opinión de GESTHA, con la tramitación como proyecto de ley, se mejorará el contenido y redacción y se lograría una mayor estabilidad de la nueva regulación en el futuro, ya que asegura que habrá contribuyentes que recurrirán las liquidaciones de la plusvalía con la nueva normativa pidiendo a los Tribunales de Justicia que planteen una nueva cuestión de inconstitucionalidad.

Los técnicos de Hacienda urgen a los Ayuntamientos a aprobar las Ordenanzas fiscales antes de los seis meses de plazo, pues cada mes de impasse supone una pérdida de unos 170 millones en las arcas municipales, según la recaudación prevista para 2021 de 2.075 millones.

Transmisiones libres de la plusvalía

Por otra parte, GESTHA señala que los Ayuntamientos no podrán exigir la plusvalía en las transmisiones de inmuebles que se produzcan en las próximas semanas hasta que no se aprueben las nuevas ordenanzas fiscales.

Por tanto, la nueva regulación nunca podría ser retroactiva, y los Ayuntamientos no solo no recaudarán las plusvalías no liquidadas antes de la sentencia del Tribunal Constitucional del día 26 del pasado mes, sino que tampoco lo recaudarán por las nuevas transmisiones mientras no aprueben sus ordenanzas fiscales.

La nueva regulación contradictoria

GESTHA reconoce que el Gobierno haya recogido su propuesta para que el nuevo impuesto municipal grave las plusvalías especulativas generadas en menos de un año. Sin embargo, le resulta contradictoria la opción de tributar por los valores catastrales del suelo e índices que fije anualmente el Gobierno o por la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión.

Pero como la escritura es la justificación de la diferencia de valor en la transmisión, corresponderá al Ayuntamiento probar que el valor de transmisión es superior al escriturado, prueba que será imposible para la mayoría de los servicios tributarios municipales que cuentan con muy pocos funcionarios especializados.

GESTHA propuso que la base imponible de este impuesto fuera el mayor entre el valor escriturado o el valor de referencia del Catastro para evitar el fraude de anotar en la escritura un importe por debajo del precio pagado en la compraventa.

Por último, los técnicos insisten a la AEAT en la necesidad de reforzar el intercambio de información relevante con las administraciones tributarias locales para mejorar la gestión, la inspección y la recaudación de los tributos locales.