De Fomento a Movilidad, Transporte y Agenda Urbana: “menos cemento y más conservación”

13/01/2020

abalos-1024x1024 José luis ÁBALOS

José Luis Ábalos seguirá al frente del renombrado ministerio

El ministerio de Fomento ha pasado a ser el ministerio de Movilidad, Transporte y Agenda Urbana, un cambio de nombre que también implica una reorientación en sus políticas. “Menos cemento y más conservación y mantenimiento”, una iniciativa ya anunciada en el programa electoral del PSOE.

José Luis Ábalos, que seguirá al frente del renombrado ministerio, comentó en intervenciones previas a las elecciones que iba a abogar por una menor preocupación por la construcción de nuevas infraestructuras y más por su conservación y movilidad.

Además, adelantó la intención del ministerio de lanzar una nueva Ley de Movilidad que intentará hacer frente a los avances de la revolución digital en esta materia y a contribuir en la descarbonización para frenar el cambio climático.

En este sentido, Ábalos ha asegurado que “la prioridad es aprobar la Estrategia Movilidad Sostenible, Segura y Conectada (…) que requerirá la aprobación de la que será la gran Ley de Movilidad”.

“Se trata no sólo de invertir en construir nuevas infraestructuras, sino en dar soluciones eficientes de movilidad, basadas en datos y tecnología y no en hormigón, tanto a las empresas para su logística, como a los ciudadanos”, sintetizó el ministro que recientemente ha jurado su cargo.

No obstante, ha recalcado que la acción constructora sí tendrá cabida en este nuevo ministerio. “Seguirá teniendo un protagonismo destacado, ya que hay corredores por completar que requieren grandes volúmenes de inversión. Pero esta acción inversora deberá responder eficazmente a los desafíos de la movilidad, el urbanismo y la vivienda de España en el actual contexto social y tecnológico”.

Plantea la creación de la primera Ley Estatal de Vivienda de la Democracia

Como otro eje principal, el ministerio de Movilidad, Transporte y Agenda Urbana mantendrá las competencias de vivienda. En este campo el ministerio ya estudia diversas propuestas. Entre ellas, permitir que las comunidades autónomas fijen un techo en el precio del alquiler, una ampliación progresiva del presupuesto de vivienda y la creación de la primera Ley Estatal de Vivienda de la Democracia.

Desde el ministerio se ha comunicado la intención de ir “más allá” en materia de vivienda al entender que la ordenación de las infraestructuras y de la política de vivienda inciden de manera directa en el desarrollo urbano.

De este modo, los objetivos prioritarios del nuevo ministerio son aumentar el parque público de inmuebles y controlar los inaccesibles precios de los alquileres. Para ello, aboga por los programas del Plan Estatal desarrollando dos Planes diferenciados: uno de rehabilitación y otro de acceso a la vivienda.

En este sentido, también está pendiente el plan para construir 20.000 viviendas de alquiler accesible que Ábalos anunció en octubre.

“Promoveremos el uso racional de suelo, una planificación que minimice las necesidades de movilidad, que entienda la vivienda como un bien básico de los ciudadanos, la arquitectura y su relación con entorno, la cohesión social y la equidad, la economía circular, las nuevas tecnologías y la innovación”, ha resumido Ábalos como su intención para este ministerio que echa a rodar.

Con este renombramiento, el Gobierno también quiere homologar la denominación del ministerio a la utilizada en el resto de Europa y en las instituciones comunitarias.