• Consideran que la propuesta no es viable ni sostenible económicamente y denuncian que el nuevo plan reduciría drásticamente el número de viviendas y retrasaría considerablemente su construcción en un contexto de alta demanda

  • Ambas Juntas advierten que, de prosperar la propuesta del Consistorio, reclamarían indemnizaciones por valor de 900 millones de euros

Desarrollos-del-Sureste-de-Madrid-128 de diciembre de 2018.- Las Juntas de Compensación de Valdecarros y Los Cerros han presentado alegaciones ante la Modificación del Planeamiento propuesta en el Avance por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid de que afectaría a los ámbitos de Valdecarros y Los Cerros. Ambas Juntas advierten que en caso de que el Ayuntamiento continuase adelante con dicha modificación, reclamarían indemnizaciones por valor de 900 millones de euros.

Desde las Juntas de Compensación, se considera que la propuesta es arbitraria e inviable económicamente ya que el Ayuntamiento no ha valorado el coste de las expropiaciones que tendrían que realizar las Administraciones para obtener los suelos sobre los que hoy están ejecutadas en parte la M-45, la M-31, la R-3 y la M-50 y que fueron obtenidos gratuitamente por la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento, teniendo como condición el respeto de la edificabilidad para los propietarios. Así mismo, no se han valorado las indemnizaciones a abonar a los propietarios del suelo, ni por los gastos incurridos que devendrían inútiles, ni por la pérdida de la facultad de participar en actuaciones de nueva urbanización.

Otro de los puntos señalados es que el Avance propone un cambio radical del modelo de la ciudad, por lo que la figura urbanística adecuada sería la de Revisión del Plan General, y no unas Modificaciones Puntuales como propone el Ayuntamiento. Además, las Juntas de Compensación argumentan que si se aprobaran estas modificaciones se acabaría con la seguridad jurídica del actual planeamiento, que se obtuvo como consecuencia de las sentencias del Tribunal Supremo de septiembre de 2016, abriendo el camino para nuevos procedimientos legales.

Por otro lado, tampoco se ha valorado el impacto que tendría en las arcas públicas la desclasificación de los suelos incluidos en el planteamiento urbanístico vigente de la AOE-Cantiles del Manzanares (3.743.647 m2) y el Cerro de la Herradurra (1.123.222 m2) de los que buena parte son de titularidad pública. Con el actual planeamiento, en estos suelos no es posible edificación alguna y serían entregados al Ayuntamiento regenerados, reforestados y completamente ejecutados como parques públicos, sin coste alguno, para el disfrute de los madrileños. Si el Ayuntamiento procediese a su desclasificación como pretende, supondría que el Ayuntamiento debería indemnizar al conjunto de los propietarios, los suelos seguirían en manos privadas, y no recibiría de manera gratuita una amplia zona verde regenerada, reforestada, y ejecutada en su totalidad.

Además, las Juntas de Compensación consideran importante destacar que la aprobación de esta modificación encarecería aún más el precio de la vivienda en Madrid, tanto de alquiler como de compra, al reducirse el número de las mismas y retrasarse considerablemente su construcción. La reducción del número de viviendas y el retraso en estos desarrollos afectaría especialmente a la vivienda protegida ya que el sureste es el último gran reservorio de vivienda protegida de la ciudad, pudiendo construirse más de 50.000 de este tipo de viviendas que servirían para poner freno a la escalada de precios que se está produciendo en la capital.