Urbas acuerda con los bancos reducir su deuda en más de 80 millones de euros

urbas-adjudicación-dubai.jpg Urbas cerró dicho el ejercicio 2020 con unos beneficios totales de 8 millones de euros.

La compañía cotizada cierra en el primer trimestre nuevos acuerdos con varias entidades financieras tras haber reducido su deuda otros 11 millones en 2020


Urbas Grupo Financiero ha formalizado durante este primer trimestre del ejercicio varios acuerdos con distintas entidades financieras para reducir su deuda financiera en más de 80 millones de euros. Estos acuerdos son la continuación de las actuaciones iniciadas en 2020, cuando la compañía ya consiguió reducir su deuda financiera en otros 11 millones de euros.

La reducción de la deuda financiera de la firma ha sido uno de los principales objetivos de su Consejo de Administración para el desarrollo de su plan de negocio. El recorte de deuda conlleva una mejora en los ratios de endeudamiento, algo que permite que Urbas continúe implementando nuevas líneas de negocio, como su reciente entrada en el sector del autoconsumo fotovoltaico y las energías renovables tras la adquisición de Sainsol.

La apuesta por la diversificación del negocio, iniciada en 2020, ha tenido un impacto en los últimos resultados anuales de la compañía, que cerró dicho ejercicio 2020 con unos beneficios totales de 8 millones de euros. La adquisición de la constructora vasca Murias, que supuso la entrada de Urbas en el sector de la construcción, le permitió cuadruplicar su cifra de negocio y duplicar su EBITDA con respecto al primer semestre del año, cifras que Urbas va a mejorar durante el presente ejercicio.

A ello hay que sumar la adquisición en septiembre de una mina de feldespato a cielo abierto en Silán (Lugo), un yacimiento con unas reservas estimadas en unos 600 millones de euros que Urbas empezará a extraer en las próximas semanas una vez realizados los sondeos.

Previsiones de incremento de facturación

Junto a estas operaciones corporativas, la empresa cotizada continúa con un plan de expansión e internacionalización. Por un lado, ultima los detalles del proyecto turístico y residencial en la ciudad cubana de Cienfuegos, en el que se estima una inversión de unos 3.000 millones de euros y un plan de desarrollo a 25 años.

Por otro lado, la empresa fue en enero de este año adjudicataria de un concurso para la construcción de un complejo de uso mixto de 180.000 m² en el centro de Dubái, con una inversión esperada de unos 300 millones de euros, y que será explotado por un plazo de hasta 50 años.