Savills Aguirre Newman certifica el LEED O+M con más puntuación en España por un edificio en Madrid

Savills Aguirre Newman.jpg Edificio Apolonio Morales en Madrid.

El edificio Apolonio Morales es el primero en obtener el rango LEED v4.1 Existing Building Platino en Europa


Savills Aguirre Newman ha realizado la certificación LEED O+M con mayor puntuación en España en este tipo de sello. De este modo, el edificio Apolonio Morales 29, ubicado en Madrid, propiedad de Fernández Molina Obras y Servicios, ha batido un nuevo récord.

En concreto, Apolonio Morales 29 ha alcanzado la certificación LEED v4.1 Existing Building Platino consiguiendo 89 puntos de 100 puntos posibles en la categoría Operación y Mantenimiento. Esta cifra alcanzada convierte al inmueble en el primero en obtener este rango en Europa y, además, el primer Platino en todas las categorías LEED de España en versión 4.1.

Hasta enero, únicamente 35 inmuebles en toda Europa y 278 en el mundo habían recibido este certificado LEED v4.1 O+M Existing Building. Con la autentificación, Apolonio Morales 29 se posiciona como ejemplo en sostenibilidad al cumplir todos los parámetros de rendimiento exigidos por LEED 4.1, la versión revisada más moderna del sello de origen americano. Esta incorpora las últimas tendencias y necesidades para la evaluación de la sostenibilidad y eficiencia de los edificios existentes y en uso. Asimismo, supone una evolución en este tipo de sellos al exigir un seguimiento continuo del comportamiento total del edificio y sus ocupantes en cuanto a emisiones y su impacto medioambiental, rendimiento continuo y pruebas en aspectos que incluyen transporte, energía, residuos, o agua.

El edificio de oficinas se ubica en una zona residencial y empresarial de alto nivel de Madrid. Fue rehabilitado integralmente en su envolvente y sistemas energéticos en 2009. El inmueble fue concebido con una gran capacidad de interacción energética con el entorno, aprovechando sus características potenciales de diseño pasivo. Esto planteó un conjunto de medidas básicas de eficiencia destinadas a reducir su demanda de energía térmica para la climatización.