Lucas Fox abre su primera oficina en Alicante

lucas fox alicante.jpg Lucas Fox en Jávea, Alicante.

Según Lucas Fox, es un gran momento para los propietarios interesados en vender sus inmuebles en Jávea, Alicante


Lucas Fox abrió su primera oficina afiliada en Alicante, plan estratégico para penetrar en los mercados de la Costa Blanca.

La nueva oficina se centra en la prospección de nuevos inmuebles y propietarios para ampliar la oferta en circulación. De hecho, la necesidad de incrementar la oferta es clave para poder atender la demanda cada vez mayor de clientes, tanto nacionales como internacionales, que venden sus propiedades en otros destinos de costa y apuestan por comprar inmuebles en Jávea.

Oferta de calidad limitada que cotiza al alza

Según Lucas Fox, es un gran momento para los propietarios interesados en vender sus inmuebles, debido al pico de demanda actual en la zona, como consecuencia de la pandemia.

Los precios de las diferentes zonas de Jávea evolucionan al alza, aunque bajaron ligeramente al comienzo de la pandemia se recuperaron con fuerza y, paralelamente ha habido una reducción del stock inmobiliario de lujo.

El rango de precios habitual de las transacciones oscila entre 700.000 y 2.000.000 de euros. Unos datos que adquieren relevancia si se comparan con los de hace un año y medio, cuando estos iban se encontraban entre 300.000 y 500.000 euros.

Este aumento en el valor medio de las transacciones se traduce en una subida del precio medio por m2 en las diferentes zonas de Jávea.

El teletrabajo atrae a nuevos compradores a la Costa Blanca

Los cambios provocados por la pandemia han atraído a nuevos perfiles de compradores internacionales a la zona.

Mientras que el 50% de compradores es nacional; los holandeses, belgas y franceses con alto poder adquisitivo representan más del 65% de los compradores internacionales y han sustituido a los británicos como nacionalidades mayoritarias.

El nuevo perfil del cliente son familias jóvenes de 40 años, y se suman los jubilados, habituales residentes en la Costa Blanca.

Principalmente, los nuevos compradores buscan invertir en una segunda residencia para estancias prolongadas, más allá del periodo vacacional, y muchos de ellos buscan propiedades para vivir en la Costa Blanca durante casi todo el año.

"Los clientes quieren vivir, por ejemplo, entre Holanda y la Costa Blanca, y se han dado cuenta de que ya pueden hacerlo. Por eso, están dispuestos a pagar más", comenta Emma Price, directora de Lucas Fox Jávea.