Lar España confía en su "balance fuerte" para afrontar los retos del COVID-19

25/03/2020

lagoh Centro comercial "Lagoh" de Lar España

“El apalancamiento de la SOCIMI es bajo, de apenas el 34 % del valor de los activos”, explican

Lar España ha explicado que cuenta con un balance fuerte que le permite afrontar en mejores condiciones los retos producidos por la crisis del COVID-19.

“El apalancamiento de la SOCIMI es bajo, de apenas el 34 % del valor de los activos y un coste medio del 2,1 %, cerca del 90 % a coste fijo, con vencimientos muy limitados hasta 2022 y tanto la tesorería como el balance tienen una fortaleza muy relevante”, aseguran.

No obstante, se muestran cautos a la hora de valorar el impacto de la crisis y aseguran estar cumpliendo con las recomendaciones dadas por la autoridad bursátil europea, ESMA, junto con el regulador español CNMV, relativas a la necesidad de contar con planes de contingencia y medidas de continuidad del negocio, así como de la adecuada difusión de información financiera al mercado.

Por otro lado, la SOCIMI comenta que todos sus centros y parques comerciales han procedido a activar los planes de interrupción parcial y temporal y a franquear y habilitar zonas de tránsito hacia los comercios minoristas que permanecerán abiertos, para permitir el mejor servicio posible a nuestros usuarios y el acceso cómodo y rápido a los productos de primera necesidad.

“Lar España ya había contemplado en su protocolo de seguridad esta hipótesis, de manera que la reducción temporal de las distintas instalaciones se ha realizado con rapidez y normalidad. El mencionado protocolo tiene como objetivo principal garantizar la coordinación entre todos los ámbitos de dirección y equipos de Lar España y de Grupo Lar”, recalcan.

Cabe destacar que Lar España ha provisto tanto a los empleados como los colaboradores, así como la cadena de proveedores de información práctica y de recomendaciones específicas en materia de seguridad y salud según las particularidades del COVID 19.

“También se han definido los procesos, tareas, rutinas y personal que se consideran indispensables para garantizar el mínimo cotidiano de todos los centros comerciales; y se han establecido planes de acción claros y concisos, ajustados a cada uno de ellos”, comentan.