La construcción 4.0 llega a la vivienda de lujo en la Costa del Sol

26/06/2020

Wilma-bilba.jpg Colocación de la primera piedra de la promoción The View Marbella.

Wilma Sierra Blanca emplea la construcción industrializada en su promoción The View Marbella

La construcción 4.0 o industrializada, entendida como una forma de mejorar los procesos de edificación, en cuanto a calidad, sostenibilidad y rapidez, se hace hueco en el sector inmobiliario de lujo de la Costa del Sol Occidental, a través de The View Marbella, una promoción de 49 apartamentos prime que se construirán con un sistema industrializado capaz de reducir los plazos de ejecución en un 25%, al mismo tiempo que mejora la calidad de las viviendas. Wila Sierra Blanca promueve el proyecto y Bilba será la empresa constructora de la primera fase de la promoción, cuya primera piedra ha sido colocada por el alcalde de Benahavis, José Antonio Mena, junto a los responsables de la promotora y la constructora del proyecto.

Las circunstancias actuales, en plena crisis por el Covid-19, no han parado este proyecto. De hecho, el contrato de construcción entre ambas empresas se firmó al inicio del Estado de Alarma y los trabajos dieron comienzo durante el confinamiento. No obstante, el proyecto arrancó esta mañana de forma simbólica en un acto inaugural en el que se colocó la ‘primera piedra’ por parte del alcalde de Benahavís, José Antonio Mena, y los responsables de la promotora Wilma Sierra Blanca y la constructora Bilba, que llevará a cabo la primera fase de la promoción.

“Un aspecto positivo de trabajar con sistemas industrializados es que facilitan una mejor planificación, a la vez que simplifican los procesos en obra y permiten la optimización de los tiempos, gracias al solapamiento de las tareas productivas en obra y en fábrica simultáneamente”, señala Juan Borrajo, director general de Bilba, que recuerda que en estos últimos años han entregado más de 300 viviendas industrializadas.

La aplicación de Sismo Building Technology, el sistema industrializado elegido, permitirá además mejorar sustancialmente la durabilidad de los apartamentos, así como la eficiencia energética de las viviendas, que ya cuentan con certificados energéticos de calificación A. La envolvente de aislamiento continuo y la reducción de puentes térmicos han sido claves para conseguir dicha certificación.

Diseño arquitectónico para la “nueva normalidad”

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha permitido constatar la necesidad de repensar los proyectos inmobiliarios, para garantizar la mayor tranquilidad y comodidad de los propietarios. Las nuevas tendencias parecen ir en línea con la propia filosofía de Wilma Sierra Blanca. Por eso, no es difícil encontrar en The View Marbella muchas de las pautas que marcarán la arquitectura post-covid. En este sentido, su director general, Pedro Antonio Rodríguez, subraya que “The View es un proyecto que innova en muchas de las cuestiones que definirán el futuro de la construcción de edificios de viviendas”.

Ejemplo de ello es el criterio con el que se han diseñado las pasarelas de acceso a los apartamentos, las escaleras o el núcleo de comunicaciones, que no están totalmente cerrados, lo que favorece la ventilación natural. Además, el diseño inicial del inmueble ya incluía que los recorridos hacia cada una de las viviendas fueran independientes, aumentando la privacidad y distancia entre sus moradores.

Asimismo, el proyecto incorpora las últimas medidas en seguridad y prevención en espacios comunes, como el spa y el gimnasio. A la amplitud con la que fueron diseñados –con distancias de más de 2 metros entre cada máquina de ejercicios, por ejemplo– se unen los filtros de ozono que serán instalados en cada una de las estancias. Los ascensores también innovan, sustituyendo la típica botonera por un sistema de sensores, y las puertas de acceso a zonas comunitarias se abrirán y cerrarán automáticamente, para reducir el contacto con las superficies.

El diseño de los interiores de cada una de las viviendas es otro de sus puntos fuertes, que coincide con las nuevas exigencias del mercado inmobiliario. “La amplitud de espacio, con viviendas de hasta 285 m2 cerrados construidos en una sola planta, abundante luz natural, amplias terrazas y con todas las comodidades dentro de casa, permiten vivir conectados con el exterior y disfrutar del aire libre sin salir de casa”, apunta Rodríguez, que coincide con los colegios de arquitectos en que la pandemia ha traído una nueva forma de ver la vida, en la que hemos redescubierto nuestras casas. De hecho, el diseño y composición de cada apartamento se ha concebido de una forma flexible, con habitaciones y espacios que pueden ser destinados a multitud de usos, desde teletrabajar hasta contar con tu propia zona de juegos o deporte dentro de casa. Estas son precisamente algunas de las características más valoradas por los clientes de The View Marbella, que ofrece además vistas panorámicas del Valle del Golf y la costa malagueña que se extiende hasta el Estrecho de Gibraltar.