Grupo La Finca adquiere la participación de Värde Partners en La Finca Global Assets por 128 millones

La-Finca-Business-Park.png La Finca Business Park, en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

El fondo estadounidense Värde Partners ha vendido su participación en la socimi La Finca Global Assets (LFGA)a su socio Grupo La Finca (GLF) por 128 millones de euros, más dos millones adicionales condicionados a la consecución de ciertos objetivos durante 2022

En un comunicado remitido al BME Growth, donde cotiza desde septiembre de 2019, la sociedad controlada por la familia García-Cereceda ha anunciado la adquisición de una participación del 38% de la empresa norteamericana a un precio por acción de 8,96 euros. Asimismo, se ha pactado un precio contingente, por importe de dos millones de euros, equivalente a unos 14 céntimos por acción. Un precio que se devengará "en caso de que se alcance determinado umbral de ingresos totales brutos de la sociedad al cierre del ejercicio 2022", especifican.

Está previsto que la transmisión de las acciones se formalice ante notario el próximo 15 de febrero.

Värde Partners compró inicialmente su participación en LFGA en diciembre de 2016. El resto de las acciones de la socimi estaba en manos de Grupo La Finca Promociones y Conciertos Inmobiliarios (holding presidido por Susana García-Cereceda), con un 50,01% del capital, y Yolanda García-Cereceda, con un 10,99%. Por lo que, tras la venta, Grupo La Finca controlará más de un 88% de LFGA, convirtiéndose en su mayor accionista.

LFGA posee una cartera inmobiliaria valorada en 562,8 millones de euros. Ésta formada por once edificios ubicados en Madrid, así como La Finca Business Park, uno de los mayores parques empresariales de Europa, situado en Pozuelo de Alarcón, y que cuenta con más de 225.000 m2 de oficinas prime.

Cinco años de relación

Värde entró en la compañía invirtiendo unos 130 millones, por lo que su salida se ha producido casi por el mismo importe. En 2020, la firma estadounidense contrató a Deloitte para vender su participación en la socimi. Allianz y Starwood Capital fueron algunas de la compañías interesadas, pero la venta se paralizó debido a los conflictos judiciales que mantenían las hermanas Cereceda, los otros socios de LFGA. Y el estallido de la pandemia volvió a frenar los planes. Pero en enero de 2021, el fondo volvió a reactivar la venta de su participación.

"A través de nuestra asociación con GLF, hemos implementado con éxito una serie de iniciativas de creación de valor que han aumentado nuestra inversión y han ayudado a establecer a LFGA como un proveedor líder de espacio de oficinas en Madrid. LFGA ha seguido teniendo un buen desempeño, a pesar de los desafíos que enfrenta el sector de oficinas, y creemos que está bien posicionada para capitalizar la recuperación económica cuando España salga de la pandemia", ha dicho Tim Mooney, socio y director global de bienes raíces de Värde Partners.

Por su parte, Susana García-Cereceda, presidenta de LFGA y GLF, ha agradecido "la confianza y el apoyo" brindados por Värde. "Las decisiones que hemos tomado juntos han ayudado a mejorar los activos, adaptándolos a las nuevas demandas de nuestros clientes incluso en circunstancias muy complicadas. Espero con interés la oportunidad de volver a trabajar con Värde en el futuro", ha concluido la directiva.