Aliseda vende el centro comercial Abella, en Lugo, a Family Cash

CCAbella.jpg Exterior del centro comercial Abella.

La cadena valenciana de hipermercados Family Cash ha comprado el centro comercial Abella, en Lugo, que se encontraba actualmente cerrado y sin actividad. Su objetivo es abrir allí uno de sus hipermercados


Inaugurado en 2015, el inmueble cuenta con 40.000 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas, y 1.300 plazas de aparcamiento subterráneas. Y está ubicado a unos dos kilómetros del casco histórico de Lugo.

Desde 2018, era propiedad de Aliseda Inmobiliaria (participada en un 51% por Blackstone y el resto por Banco Santander), pero llevaba prácticamente tres años vacío y más de uno en venta. Su último precio oficial era de seis millones de euros, pero no ha trascendido la cantidad por la que finalmente se ha cerrado esta operación, que ha sido asesorada por LyC Consultores, quien se ocupará de la comercialización y reposicionamiento del centro.

De momento, la compañía de distribución de alimentación tiene previsto aperturar allí este año un hipermercado de 6.000 m2 como gran generador de tráfico para el relanzamiento del complejo.

Como explica Ignacio Cernuda, CEO de LyC Consultores, "el relanzamiento del centro comercial Abella es un gran proyecto y esperamos completar su reapertura a finales de 2022, aunque es previsible que el hipermercado Family Cash abra con algo de antelación sobre esta fecha". 

Éste será el primer establecimiento que abra Family Cash en Galicia. Su compra se enmarca en la estrategia del grupo de adquirir y relanzar centros comerciales en situaciones complejas, como ha hecho recientemente con el centro comercial Costa Azahar (Benicarló), que se encuentra en plena fase de relanzamiento, o con el centro comercial de Amposta (Tarragona).

La cadena valenciana, creada en 2013, cuenta con 35 tiendas, 3.500 trabajadores y una facturación de 500 millones de euros. Actualmente, tiene en ejecución un plan de inversiones por 60 millones para seguir ampliando su negocio.