Culmia invertirá más de 300 millones en Valgrande, el mayor proyecto residencial de Alcobendas

Culmia Valgrande.jpg Vista aérea de cómo será el desarrollo de Valgrande.

La promotora ha adquirido una posición mayoritaria de la sociedad titular del desarrollo urbanístico de Valgrande, en Alcobendas, que cuenta con más de 2 millones de m2 de suelo y para el que hay proyectadas 8.600 nuevas viviendas en los próximos años


Culmia ha pagado más de 300 millones de euros por hacerse con el 15% de la sociedad, lo que la convierte en titular de aproximadamente 335.000 m2 de suelo, con una edificabilidad de 150.000 m2, donde podrá desarrollar 10 promociones residenciales con 1.200 viviendas, de las que algo más de la mitad serán de protección pública.

Está previsto que las obras de edificación de los nuevos hogares se inicien a primeros de 2024 y se entreguen a lo largo del año 2026.

Con esta adquisición, la inmobiliaria se convierte en uno de los propietarios mayoritarios de Valgrande, que acogerá uno de los principales proyectos residenciales de la Comunidad de Madrid. De hecho, Pablo Méndez, director de inversiones de Culmia, considera que este proyecto supone "una inversión estratégica" para la compañía.

Ubicado al oeste de Alcobendas, junto al monte de Valdelatas, una zona de importante valor ecológico, el barrio ha sido proyectado de forma sostenible. Así está previsto destinar más de 500.000 metros cuadrados a zonas verdes, lo que equivale al 27% del total del suelo. Además, el proyecto contempla diferentes medidas sostenibles de adaptación al entorno, como la reducción progresiva en la altura de los edificios, alumbrado led junto con sensores de presencia y la instalación de centrales de biomasa, sistemas digitalizados de recogida de residuos e incluso un sistema de aparcamiento inteligente de tipo robotizado.

Con más de un millón de metros cuadrados de edificabilidad, el proyecto contempla en su conjunto el desarrollo de 8.600 viviendas, de las que el 55% serán de protección pública. De total del suelo, unos 55.000 m2 estarán destinados a uso comercial y de equipamientos.

Según la propia junta de compensación está previsto que las obras de urbanización comiencen a primeros de 2023 y se estima que finalicen a principios de 2026.