Azora adquiere el operador hotelero italiano Bluserena

azora.jpg Azora ha completado la adquisición de Bluserena SPA.

La cartera adquirida por Azora cuenta con una capacidad de más de 4.200 habitaciones, está compuesta por un porfolio de 11 hoteles y dos resorts


Azora ha completado la adquisición de Bluserena SPA, operador de resorts vacacionales en Italia, a la familia Maresca.

Fundada en 1985 por Carlo Maresca SPA, Bluserena gestiona un porfolio de 13 hoteles, ocho de ellos en propiedad, que se extiende por los destinos turísticos italianos, incluidos Cerdeña, Sicilia, Apulia, Abruzzo, Piamonte y Calabria.

La cartera adquirida por Azora cuenta con una capacidad de más de 4.200 habitaciones, está compuesta por un porfolio de 11 hoteles de categoría cuatro estrellas (villaggi) y dos resorts de categoría cinco estrellas con pensión completa y oferta de todo incluido, atractivas playas y una amplia gama de servicios de entretenimiento, que incluyen piscinas, instalaciones deportivas y clubs para niños y jóvenes.

La operación incluye los hoteles y la compañía operadora que seguirá estando ubicada en Pescara (Abruzzo). El objetivo de la operación se centra en fortalecer la marca Bluserena, para ello ejecutará un programa de inversiones por valor de 30 millones de euros para reposicionar los establecimientos y mejorar la satisfacción del cliente. Asimismo, se potenciará el crecimiento de la empresa en el mercado italiano mediante nuevas adquisiciones de hoteles y nuevos contratos de arrendamiento y gestión para consolidarse como un player líder en el país.

"Esta operación vuelve a confirmar la convicción de Azora de que existe una importante demanda embalsada de viajes como consecuencia del COVID y que se producirá una fuerte recuperación del mercado a medida que avance la vacunación en Europa. La adquisición de este gran operador italiano se enmarca en nuestra apuesta por el mercado hotelero europeo y particularmente por Italia, tanto por la fuerza del mercado turístico doméstico como por la creciente presencia de turistas internacionales en destinos como Puglia, Sicilia o Cerdeña”, afirma Concha Osácar, socia cofundadora de Azora.

“Creemos que Bluserena está preparada para dar un nuevo salto cualitativo de la mano de un fondo europeo como Azora. Azora nos pareció el socio más adecuado para continuar con la historia de Bluserena y potenciar su crecimiento. Han visto en Bluserena una plataforma de gestión hotelera líder en Italia y, como tal, una herramienta de desarrollo futuro. Bluserena inicia ahora una fase de crecimiento en el mercado italiano que permitirá crear oportunidades para el equipo y la ciudad de Pescara, manteniendo las oficinas centrales en la ciudad”, comenta Silvio Maresca, consejero delegado de Bluserena.

El pasado mes de septiembre Azora llevó a cabo el cierre de su último fondo de inversión paneuropeo en hoteles alcanzando 815 millones de euros en compromisos totales, más capital de coinversión adicional. Con la operación de adquisición de Bluserena SPA, habrá comprometido un 56% de su capacidad inversora.

El fondo invierte en turismo europeo, segmento con tendencia de crecimiento a largo plazo y con un escenario claro de recuperación clara tras la pandemia. El fondo tiene como objetivo invertir tanto en los destinos tradicionales de playa y montaña, así como en las principales ciudades turísticas europeas. Esta operación es la quinta que realiza el fondo desde su constitución, tras la adquisición del portfolio semilla, del Giverola Resort, un hotel en la Costa Brava, y la compra de Tivoli Vilamoura, el Tivoli Carvoeiro y el Vilalara Thalassa Resort, en la región portuguesa del Algarve. El fondo ya tiene un portfolio de 31 hoteles en Europa. CBRE, como exclusive financial advisor, y Chiomenti, como firma legal, han asesorado a Carlo Maresca SPA, mientras que Azora ha sido asesorada legalmente por Bonelli Erede.