Árima adquiere un inmueble de 12.000 m2 de oficinas en Madrid por 38,9 millones de euros

29/07/2020

Arima-Manoteras-1.jpg árima, Proyecto edificio de Manoteras (Madrid)

Actualmente está en proceso de due diligence de otro activo por valor de 30 millones de euros

La SOCIMI Árima ha adquirido por 38,9 millones de euros un edificio de oficinas de 12.000 metros cuadrados y con 245 plazas de aparcamiento, en la zona de Manoteras de Madrid con inquilinos como de Deloitte, BMW, Everis, Caixabank o Liberbank.

Se trata de un proyecto llave en mano, cuya entrega está prevista a finales de 2022, adquirido en una operación fuera de mercado. Árima ha sido asesorada para esta operación por Knight Frank e EY.

Con esta operación, la cartera de Árima cuenta con un total de 90.000 metros cuadrados alquilables y más de 1.000 plazas de aparcamiento bajo rasante. Una cartera valorada en 253 millones de euros a 30 de junio de 2020, según el certificado emitido por CBRE Valuation Advisory, de acuerdo con los estándares RICS, lo que representa un 22% más sobre el precio de compra.

Actualmente la SOCIMI está en proceso de due diligence de otro activo por valor de 30 millones de euros.

Además, Árima ha firmado, durante la fase de desescalada, un contrato de alquiler en el edificio de Cristalia, con una renta un 25% por encima de la renta media del resto de inquilinos en el inmueble. El nuevo contrato reportará a la SOCIMI una renta anual de 140.000 euros, es reflejo de la demanda creciente de activos de calidad, saludables y sostenibles, tendencia que se ha visto incrementada con la pandemia.

Por otra parte, Árima ha presentado los resultados correspondientes a la primera mitad del ejercicio 2020. La Compañía acredita un NAV (Net Asset Value) de 10,8 euros por acción a 30 de junio de 2020, lo que supone un incremento del 12,5% desde su estreno en Bolsa hace apenas año y medio, en un semestre marcado por la irrupción del Covid-19 en todos los ámbitos de la sociedad y la economía.

Árima informa que ha seguido percibiendo el cien por cien de sus rentas, y ha generado unos ingresos por alquiler durante el primer semestre de 2020 de 2,5 millones de euros. Esto supone un incremento del 59% respecto al primer semestre del ejercicio anterior y del 5,9% en términos comparables respecto a diciembre (like-for-like).

Luis López de Herrera-Oria, CEO de Árima afirma que “Seguimos en una posición de fortaleza con un bajo nivel de apalancamiento y amplia liquidez. Pese a las extraordinarias condiciones del semestre, el equipo de Árima ha trabajado cohesionado y nuestro portfolio está perfectamente preparado para afrontar el futuro. Creemos firmemente en el recorrido de nuestra cartera y disponemos de un pipeline selectivo y sólido. Analizamos permanentemente el mercado y esperamos ser compradores en el futuro”.

Durante el estado de alarma el equipo directivo y del Consejo de Administración redujeron su remuneración en un 50%, lo que sirvió para financiar el 65% de las donaciones realizadas por la SOCIMI, y aplazó parcial y temporalmente la entrega del plan de incentivos actualmente vigente.