Sostenibilidad, digitalización e IA… Las mayores tendencias del mercado inmobiliario europeo

Drooms_sostenibilidad_tecnología.jpg El mayor desafío en la gestión de activos inmobiliarios es el flujo de comunicación entre las partes

Drooms ha realizado una investigación entre los profesionales del sector para descubrir cuáles son los retos futuros y qué herramientas se necesitarán para afrontarlos


El sector inmobiliario europeo atrae a inversores de todo el mundo. Es amplio, diverso y ofrece flujos de ingresos fiables, algo que los inversores codician cada vez más. A medida que la economía global se recupere de la aguda recesión de 2020, el sector inmobiliario europeo ofrecerá oportunidades para quienes tengan la información y las herramientas adecuadas para capitalizarlas. Sin duda, se espera que la economía mundial se abra y se fortalezca: el Fondo Monetario Internacional prevé una recuperación y un crecimiento de al menos un 5,2% para 2021.

En este contexto, Drooms ha realizado una investigación entre los profesionales del mercado para descubrir cuáles son las tendencias que pueden surgir tras las disrupciones del año pasado, así como los retos futuros y herramientas que necesitará el sector para afrontarlos.

De acuerdo con los resultados del informe, la sostenibilidad se ha convertido en un tema prioritario para los inversores. De hecho, los activos gestionados de forma sostenible ha sido la tendencia más señalada por los encuestados (36%). Esta idea es más fuerte en el Reino Unido y Alemania, donde el 43% y el 42% de los participantes del estudio piensa lo mismo, respectivamente, frente al 33% en Francia y el 27% en España.

En general, a este aspecto le siguen la digitalización (26%), la inteligencia artificial (21%), los sistemas de conexión e información (API, 11%) y el big data (4%). La digitalización fue más mencionada en España (40%) y menos citada en el Reino Unido (15%) y Francia (8%). La IA se colocó como la primera opción en Francia (42%) y en el Reino Unido (25%), pero solo obtuvo un 13% en España y un 5% en Alemania.


drooms grafico 1.jpg

Existe una fuerte demanda de optimización de procesos en el sector inmobiliario. La industria contiene grandes cantidades de datos no estructurados que deben ser organizados y está rezagada en términos de digitalización. Contar con datos estructurados en el campo de la gestión de activos es algo indispensable para las empresas, ya que contribuye a generar flujos de trabajo eficientes y aumenta la transparencia y la trazabilidad.

La importancia relativa de la IA demuestra que es un elemento cada vez más presente entre los profesionales inmobiliarios. “La inteligencia artificial ya no es una mera expresión en boga. Nuestra encuesta muestra que es una de las tres principales tendencias en Europa. Es un componente tecnológico clave y ofrece la posibilidad de proporcionar la información correcta, rápidamente”, manifiesta Alexandre Grellier, director ejecutivo de Drooms.


drooms grafico 2.jpg

La sostenibilidad consolida su presencia

El análisis de Drooms revela que la sostenibilidad ha aumentado rápidamente su presencia en la agenda en menos de un año. En una encuesta anterior de la compañía, realizada en el mes de septiembre entre profesionales del sector, el tema más importante identificado por los encuestados fue “más teletrabajo”, también citado por un 36%.

Este cambio de opinión posiblemente está relacionado con el impacto de la pandemia. Durante algunos años, la inversión sostenible, que integra objetivos ambientales y sociales, ha ido ganando protagonismo en el sector de la gestión de activos a nivel mundial. Sin embargo, muchos profesionales han observado que su impulso se aceleró en 2020, cuando la conciencia mundial sobre el cambio climático y los problemas sociales aumentó significativamente.

Dado que los edificios tienen un gran impacto en el medio ambiente y la sociedad, no es de extrañar que ahora la sostenibilidad sea fuertemente reconocida como una tendencia importante.

En general, los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) proporcionan a los inversores información sobre el grado de acción sostenible de las empresas. Esto facilita la evaluación de riesgos y la toma de decisiones de inversión específicas, por ejemplo, con respecto a activos financieros, ya sean acciones o fondos inmobiliarios.

La Unión Europea lidera la marcha a nivel mundial con respecto a la regulación de ASG y ha pedido hacer visible la sostenibilidad, divulgar los riesgos y cumplir los objetivos relacionados con el cambio climático. En marzo de 2021, entró en vigor el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles de la UE y se hizo obligatorio el informe de criterios de sostenibilidad, incluso para los actores de la industria inmobiliaria. A partir del 1 de enero de 2022, las inversiones se medirán en función de su sostenibilidad.

Incrementar el gasto en tecnologías

El sector inmobiliario tiene que alcanzar el nivel de otras industrias con respecto al uso de tecnologías. La evidencia indica un reconocimiento de este tema y voluntad de invertir. Alrededor de nueve de cada 10 encuestados (87%) esperan aumentar su presupuesto en tecnología durante los próximos dos años, incluido un 20% que lo ve como muy probable y un 26% como bastante probable. La percepción de esta probabilidad es más fuerte en Francia (92%) y menor en España (80%).


drooms grafico 3.jpg

El principal desafío percibido para la implementación de tecnologías en la industria inmobiliaria es la falta de conocimiento sobre las tecnologías existentes (48%).

La industria inmobiliaria en Europa no es conocida por ser pionera en la adopción de nuevas tecnologías. A pesar de que su adopción está en aumento, la realidad es que todavía hay muchas empresas "anticuadas" que, históricamente, han pasado por alto en gran medida la investigación en tecnología.

Existe una abrumadora variedad de empresas PropTech en el mercado y casi a diario se lanzan nuevos productos. Saber por dónde empezar y evaluar qué es relevante para la propia empresa requiere una experiencia que con demasiada frecuencia está ausente en las empresas inmobiliarias.

Otro problema grave, según un 45% de los profesionales inmobiliarios, ha sido la falta de comprensión de los verdaderos beneficios de la tecnología. A veces, se utilizan demasiadas tecnologías diferentes al mismo tiempo, por ejemplo, CRM y herramientas de gestión de propiedades y software de gestión de activos, etc., lo que dificulta dedicar el tiempo suficiente a productos individuales.

El 38% de los encuestados mencionó la planificación y organización insuficientes como un desafío importante. La experiencia de Drooms es que algunas empresas se perjudican por su propia inercia y son reacias a cambiar sus prácticas a largo plazo. La introducción de nuevas tecnologías puede requerir muchos niveles de aprobación, especialmente en las organizaciones más grandes, y esto puede llevar a cuestionarse si los beneficios merecen el esfuerzo. También puede requerirse la implementación, lo que a menudo involucra a muchas partes diferentes, incluidos socios operativos externos, que deben ser coordinados y organizados. Otros obstáculos citados por nuestros encuestados incluyen la falta de desarrollo profesional (32%), la ausencia de un seguimiento de progresos (27%) y la falta de financiación (26%).

El mayor desafío en la gestión de activos inmobiliarios

El mayor desafío que enfrentan los encuestados al administrar activos inmobiliarios es el flujo de comunicación con las partes interesadas, que fue citado por el 35%. Esto se percibe sobre todo en Francia (42%) y Alemania (41%), y menos en España (27%). La seguridad de los datos y las demandas crecientes de los clientes fueron citadas por el 15%, seguido por regulaciones y especificaciones más estrictas (13 %), digitalización (11 %) e internacionalización / globalización (7%).


drooms grafico 4.jpg

Contar con datos estructurados en el campo de la gestión de activos es algo indispensable para las empresas, ya que contribuye a generar flujos de trabajo eficientes y aumenta la transparencia y la trazabilidad. Sin embargo, la industria inmobiliaria maneja grandes cantidades de datos no estructurados que deben organizarse, aunque aún hay un retraso en términos de digitalización.

Grellier sostiene que “todas las partes interesadas del sector inmobiliario controlan sus propios datos y documentos. Sin embargo, esto se vuelve un poco problemático cuando los administradores de activos desean un acceso específico a información relevante. En tales casos, la digitalización puede ayudar a que la información esté disponible en todo momento y en cualquier lugar”.