Pisos turísticos: de estancia vacacional a oficina individual

Olala-pisos-turísticos.jpg el tipo de apartamentos que más se están alquilando últimamente son estudios de una habitación.

La posibilidad de tener un apartamento funcional para trabajar con proyectos atrae a profesionales que trabajan en remoto

La pandemia está provocando cambios de gran calado en el sector turístico tradicional, y los apartamentos turísticos no están siendo una excepción. Para lo que era un producto originalmente dirigido principalmente a turistas, en la actualidad empiezan a proliferar peticiones de espacios para ser usados como oficinas domésticas: “Los clientes buscan espacios en los que poder trabajar y vivir a la vez en entornos cómodos”, afirma Ittai Savran, CEO de la gestora de apartamentos turísticos Olala Homes, que también revela que el tipo de apartamentos que más se están alquilando últimamente son estudios de una habitación, que “resultan perfectos para el uso de trabajo remoto individual”.

Savran indica que empezaron a notar este cambio de perfil cuando la estancia media de las reservas en Olala Homes empezó a subir de los tres o cuatro días de octubre del año pasado a los ocho y 10 días de este octubre. “Cuando una reserva está a punto de terminarse”, cuenta, “muchos de estos huéspedes nos piden una extensión para otra semana, con lo que estamos delante de un perfil absolutamente diferente al del turista estacional”. Otra muestra es que la ventana de reserva también se ha recortado de manera drástica: mientras hace solo un año la ventana de reservas era de 18 días, ahora este periodo de anticipación sólo es de cuatro días.

Este claro cambio de perfil del huésped apunta a un cambio de paradigma para el sector turístico. Según Ittai Savran, “antes de la pandemia nuestro perfil de usuario profesional era el de un congresista o de un viajero de negocios que reservaba un apartamento para cuatro noches a lo sumo, y ahora nos encontramos con profesionales que necesitan un espacio no solo para descansar, sino también para trabajar y atender reuniones presenciales, si fuera necesario”. De esta manera, se puede decir que los apartamentos de Olala Homes han pasado a ser de pisos turísticos a despachos temporales para llevar a cabo proyectos de duración limitada.

Para Savran, estos datos confirman que “tanto los nómadas digitales y los trabajadores en remoto pueden necesitar un sitio fuera de las complicaciones y las distracciones que pueda haber en el hogar” y que “estar en un sitio bien equipado y bien gestionado es crucial”.