La sostenibilidad marca las inversiones para 2022

Savills-IM-1.jpg Savills IM publica su informe de perspectivas sobre los mercados de inversión inmobiliaria en 2022.

Un 79% de los profesionales prevé un incremento en la demanda de inmuebles etiquetados como “verdes” en los próximos 12 meses, según un informe de Savills IM


Savills Investment Management ha publicado su último informe de perspectivas sobre los mercados de inversión inmobiliaria en 2022, el que se extrae que sectores como los de living, logística y deuda inmobiliaria parecen estar en posición de ofrecer oportunidades.

Las temáticas medioambientales, social y de buen gobierno (ESG) continuarán imperando en el universo inversor durante 2022, conforme los países y las empresas se ponen en marcha para alcanzar la neutralidad en carbono. Alrededor de cuatro de cada cinco participantes (82%) en nuestra encuesta consideran que el énfasis actual en el cambio climático afectará a sus estrategias de inversión. El 79% de los encuestados también prevé que se producirá un incremento palpable en la demanda de inmuebles etiquetados como “verdes” en los próximos 12 meses, mientras que un 26% anticipa un alza notable.

Por otro lado, más de un 82% de los encuestados citó la inflación como la mayor amenaza para la inversión inmobiliaria en 2022, por delante de una crisis económica (68%) y de posibles nuevas restricciones asociadas a la COVID-19 (66%).

Pese a esta coyuntura, la encuesta refleja un notable incremento en el interés por el inmobiliario en 2022. Un 73% de los participantes prevé que sus inversiones en inmuebles aumentarán durante los próximos 12 meses, frente al 45% del año pasado.

Uno de los factores de esta confianza es que un 74% de los inversores estima que sus inversiones ofrecieron un buen rendimiento tras la COVID-19 en comparación con un año "normal", mientras que un 72% señaló que su evolución fue mejor de lo esperado.

La gran mayoría de los participantes espera que el volumen de inversión vuelva a aumentar en 2022. Entre las categorías principales, el segmento residencial y logístico es el que lidera, los encuestados ven potencial de crecimiento en el retail y las oficinas.

Savills IM cree que el sector retail está siendo denostado de forma injusta. Y añade que 2022 podría constituir un punto de inflexión, ya que muchos inversores han estado pasando por alto las oportunidades existentes en el retail de alimentación, parques comerciales y factory outlets, así como las de reposicionamiento para crear un valor de uso alternativo.

Según el informe, los inversores presentan una confianza cada vez mayor y continuarán ascendiendo a lo largo de la curva de riesgo durante 2022. Se espera que las estrategias de valor añadido prosperen en el próximo año. Un 63% de los encuestados las destaca como su estilo de inversión predilecta. Un 62% de los inversores también apuntan a la coinversión y un 58% a las estrategias de corte oportunista como enfoques de inversión atractivos durante el año que viene.

"De cara al próximo año, consideramos que los sectores residencial y logístico seguirán estando de moda. Teniendo en cuenta las rentabilidades que estos sectores ofrecen, a los inversores no les queda más remedio que ir más allá de los grandes formatos e invertir en subsectores prometedores, como logística urbana y de última milla, activos industriales ligeros y almacenamiento refrigerado. Prevemos una polarización del mercado de oficinas, con un marcado enfoque en los inmuebles prime por parte de los inversores" comenta Kiran Patel, director mundial de inversiones y consejero delegado mundial adjunto de Savills IM.

"En el sector residencial, los segmentos escalables y ligeros en términos operativos, como los activos multifamiliares, las residencias de estudiantes y los activos para el sector sanitario plantean unas adecuadas rentabilidades ajustadas al riesgo. La inversión en deuda continúa ofreciendo una rentabilidad ajustada al riesgo atractiva con protección frente a caídas. Dado que nos encontramos en la parte baja de la estructura de capital, en el actual entorno mundial de escasez de suministros, inflación al alza y creciente obsolescencia de los inmuebles a causa de la adaptación al clima, invertir en deuda inmobiliaria puede constituir una opción interesante para los inversores a largo plazo", añade Patel.

"España y Portugal siguen mostrando claras oportunidades de inversión en el sector logístico, especialmente en segmentos que aun presentan recorrido como el de la logística urbana o de última milla, oportunidades que se extienden a ciudades secundarias y terciarias en la que aun se está desarrollando el mercado impulsado por el crecimiento de la venta online", afirma Fernando Ramírez de Haro, director general para España y Portugal de Savills IM.

"También el retail de alimentación en todos sus formatos presenta opciones para la inversión en nuestro país, apalancado en lo anticíclicos que han demostrado ser los inmuebles destinados a distribución de alimentación y otras necesidades básicas. Por su parte, el potencial del sector residencial continuará marcando la agenda inversora en España impulsado por una creciente demanda de vivienda en alquiler tanto por parte de los usuarios como de los inversores", concluye de Haro.