Los inversores inmobiliarios alemanes y franceses superarán este año el volumen de 2019

15/10/2020

intu-asturias.jpg intu asturias, gran inversión alemana (ECE) en territorio español en 2020.

Varios países, entre ellos España, se beneficiarán de este incremento de las inversiones

Los inversores alemanes y franceses están en camino de invertir más capital que el año pasado en el sector inmobiliario en ciertos países europeos, según señala la consultora internacional Savills con datos de RCA. Savills indica que la ausencia de algunos inversores competitivos externos al continente ha permitido que los propios europeos ocupen ese hueco.

Entre enero y septiembre de 2020, los inversores alemanes han invertido más de 1.400 millones de euros en inmobiliario en España, un aumento del 77 % sobre el volumen total del año pasado (800 millones de euros), y donde la principal operación ha sido la adquisición del Intu Asturias por parte de ECE. Durante el mismo período de tiempo, los inversores alemanes invirtieron más de 1.890 millones de euros en el Reino Unido (cerca de los 1.900 millones de euros en todo 2019) y más de 850 millones de euros en Italia (79 % del total de 1.000 millones de euros del año pasado), por lo que en ambos mercados es muy probable que se sobrepase el total de 2019 al cerrar último trimestre de este año.

“El inversor alemán busca activos de calidad en mercados estables con seguridad jurídica. España, tras la aparición de las socimis y la importante inversión realizada para mejorar la calidad de los activos inmobiliarios, es uno de los principales focos de inversión para los grandes fondos alemanes”, explica Carlos Ruiz-Garma, director de inversiones Cross Border para el Sur de Europa en Savills.

Por su parte, la inversión inmobiliaria cross border por parte de inversores franceses asciende a 2.450 millones de euros en Alemania hasta septiembre, acercándose a los 2.540 millones de euros del año 2019; a 1.100 millones de euros invertidos en Reino Unido y 1.500 millones en Italia, en ambos casos cerca de los volúmenes a cierre de 2019, cuando se registraron 1.200 millones en el primer caso y 1.690 millones en el segundo. En España, según datos de Savills Aguirre Newman, la inversión directa de origen francés en terciario, en oficinas, retail, logístico y hoteles asciende ya a más de 400 millones de euros, un 10% más que a cierre de 2019, tras operaciones en distintos segmentos, como la compra por parte de un fondo gestionado por Amundi Real Estate de un edificio de oficinas en la zona de MadBit, en Julián Camarillo en Madrid, o la compra en sale & lease back de una cartera de supermercados por parte de Corum AM.

Eri Mitsostergiou, directora de Research Europa en Savills afirma que “estos datos indican, por una parte, que el sector inmobiliario europeo sigue siendo visto como una inversión segura en tiempos de Covid-19, en particular oficinas core, logístico prime y activos multifamily, debido a retornos estables y a largo plazo. Y, por otra, que mientras continúan invirtiendo en sus mercados nacionales, tanto los inversores alemanes como los franceses, han estado diversificando su cartera, por lo que su asignación a otros países europeos va en aumento”.

Marcus Lemli, CEO de Savills Alemania y head of investment Europe comenta que “en tiempos complicados, para los inversores lo natural es invertir en mercados con los que están familiarizados y por eso vemos tanto capital alemán y francés mirando a sus mercados nacionales y vecinos. Además, el notable aumento de la actividad inversora europea liderado por estos dos grupos es el resultado del flujo de dinero en los fondos de pensiones que necesita ser invertido para generar retornos, lo que está beneficiando la inversión inmobiliaria”.