Los actores del sector están en mejor situación para afrontar la crisis

Roberto-Rey-Gloval ROBERTO REY

Roberto Rey, CEO y presidente de Gloval cree que se abrirán oportunidades en los diferentes mercados inmobiliarios

“Aunque la crisis va a ser profunda, los actores están preparados, con una mejor situación financiera y saben cómo afrontarla”, afirma Roberto Rey, presidente y CEO de Gloval, en unas declaraciones exclusivas a Iberian Property, plataforma ibérica de información y eventos para el sector inmobiliario de Iberinmo Grupo. De todas formas, reconoce que es difícil hacer predicciones a medio plazo, porque estamos totalmente inmersos en el tsunami provocado por el coronavirus.

Las obras y los proyectos siguen adelante, aunque hay algunas cuestiones que podrían producir retrasos de unos pocos meses en algunos activos, debido a las restricciones de movilidad y la disponibilidad de algunos materiales, prevé.

Perspectivas para el residencial

Se muestra convencido que todos los desarrollos residenciales que se van a finalizar en 2020 o 2021 van a completarse con éxito, ya que muchos están vendidos en un 80 % del total. No considera probable que los compradores vayan a cancelar anticipadamente los contratos perdiendo dinero, porque las inversiones alternativas no están muy claras.

Antes de la pandemia, en términos generales, para iniciar la construcción de un nuevo proyecto, se debía comprar el suelo con equity y tener un nivel de preventas de aproximadamente el 30 % para obtener la financiación promotor. Ahora este porcentaje podría elevarse hasta niveles de un 40 % o un 50 %, apunta. “En la nueva normalidad, para iniciar un nuevo proyecto se necesitará más que un buen suelo y una buena localización. Va a ser necesaria una razonable situación económica, porque si la tasa de desempleo es muy elevada la capacidad de la gente para afrontar la compra de una nueva residencia va a ser limitada”, avanza.

Hace por ello un llamamiento no solo para las empresas privadas, sino también a las administraciones públicas, para poner sus esfuerzos en promover viviendas asequibles y sociales, para compra y para alquiler.

Oportunidades y cambios en los diferentes mercados inmobiliarios

Más allá del segmento residencial, tiene claro que la logística está en una buena condición debido fundamentalmente al e-commerce. “Algunos desarrollos podrían mantenerse a la espera, pero solo hasta el final de la del confinamiento”, señala. Sin embargo, en el sector hospitality, se van a paralizar de momento las inversiones en hoteles y otro tipo de activos, pero prevé que aparecerán oportunidades muy interesantes en el futuro próximo. Habrá muchos movimientos como fusiones y reestructuraciones. “En España tenemos alguno de los actores y operadores más importantes del mercado mundial, así que jugarán un importante papel para consolidar y transformar el sector”.

En el segmento de oficinas, habrá mayores exigencias en materia de certificación verde y sostenible y bienestar de los ocupantes.

Impacto en los créditos

Por otra parte, las medidas que se están tomando desde las distintas administraciones están sirviendo para solucionar la falta de liquidez a corto de las empresas y los autónomos, que está más o menos garantizada a través de las iniciativas públicas y con la colaboración de las entidades financieras. Por eso, si la crisis termina antes del final del año no va a tener un gran impacto en los créditos fallidos. No obstante, Roberto Rey considera poco probable que no estemos bajo la influencia del virus un periodo largo. En ese caso, se podría generar un desempleo que provocaría un problema estructural durante a medio plazo y no solo a corto. Obviamente, los non performing loans (NPLs) crecerían significativamente. Aun así, asegura que, en España y Portugal, debido a la anterior crisis financiera, hemos aprendido cómo manejarlos. Gloval está especializada en este tipo de activos. Aunque los NPLs aumenten “los agentes operativamente tienen ya establecidos los procedimientos y equipos de gestión y con mucha más experiencia que en la crisis financiera global que sufrimos en los pasados años. Pueden verse transacciones más rápidas. Los fondos internacionales, que fueron de mucha ayuda en la anterior crisis, van a estar atentos al mercado para tomar posiciones”, concluye.