Las hipotecas digitales aceleran su crecimiento con la crisis sanitaria

hipoteca-digital.jpg Las nuevas tendencias digitales han llegado para quedarse.

La gestión las hipotecas de forma digital ahorra tiempo en la realización de los trámites y reduce costes operativos a las empresas

En los últimos años se ha experimentado un crecimiento acelerado en la incorporación de servicios online en todos los sectores. Frente a la situación de crisis de la COVID-19, los bancos encuentran nuevas oportunidades en la gestión de finanzas a través de internet. Las hipotecas digitales se consolidan como alternativa a la solicitud tradicional para ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero.

“Las restricciones de distanciamiento social y limitaciones en los desplazamientos han provocado un aumento en el interés por las hipotecas digitales para muchas personas que, hasta el momento, preferían hacerlo en persona”, explican fuentes de Deusto Formación.

En 2020, el número de préstamos hipotecarios inscritos en los registros de la propiedad alcanzó los 26.878, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto supone un aumento del 18,4% respecto al mismo mes del año anterior, dejando atrás la caída que se vivió durante los primeros meses de pandemia.

La posibilidad de gestionar las hipotecas de forma totalmente digital ofrece ventajas como el ahorro de tiempo en la realización de los trámites, ya que no existe desplazamiento y puedes realizar comparativas sin necesidad de visitar las entidades de forma presencial.

Además, la digitalización y automatización de los servicios facilita la reducción de costes operativos para las empresas. “Actualmente, la clave está en simplificar los procesos e impulsar los productos y servicios online ágiles. De esta manera, se pueden ofrecer gestiones rápidas y fáciles, ahorrando tiempo y recursos”, declaran en Deusto Formación.

Proceso de adaptación

Las nuevas tendencias digitales han llegado para quedarse. La importancia de adaptarse e incorporar los servicios digitales es imprescindible hoy en día para ofrecer a los consumidores productos que destaquen frente a la competencia. “El reto actual de estos servicios digitales es el distanciamiento que el usuario puede percibir con la entidad o el respeto que le puede ocasionar en la elección de la mejor oferta. No obstante, la base de confianza se va generando con la normalización de este tipo de servicios online. Las ventajas sobresalen sobre aquellos aspectos más negativos y se afianzan con la práctica a medida que se genera un hábito”, señalan Fuentes de Deusto Formación. “Por ello, el acelerado crecimiento de las hipotecas digitales a partir de la pandemia, se trata de una tendencia en auge que continuará creciendo con el paso del tiempo.”