La rentabilidad media del alquiler se situó en un 7 % al cierre de 2019

25/03/2020

alquiler-berlin.jpg

Lleida, Toledo, Valencia y Segovia, las provincias más rentables a cierre de 2019.

La rentabilidad media del alquiler al cierre de 2019 se ha situado en torno al 7 %, un punto porcentual más de lo que se registró en 2018 (6 %). “No obstante, habrá que esperar a los resultados del primer trimestre de 2020 y observar cómo afectará al sector inmobiliario la actual situación de pandemia mundial y la consecuente paralización de la economía”, avisan desde Solvia.

El precio del alquiler aumentó 2,4 % en 2019 y a lo largo de 2020 se estabilizarán en torno a los niveles actuales de 9 euros/ m2.

Aquellas zonas donde la compra de inmuebles cuenta con mayor dificultad debido a la escasez de oferta y altos precios, la opción del alquiler suele ofrecer una mayor rentabilidad para los inversores, por ejemplo, las zonas ubicadas en grandes urbes españolas, y ciudades situadas en la costa.

Pero, tal y como refleja el IV Solvia Market View 2019, también ciudades como Lleida (7,9 %), Toledo (7,4 %), Valencia (6,6 %) y Segovia (6,6 %), han presentado mayor rentabilidad a cierre de 2019. Esto se debe a que en estas ciudades todavía se pueden adquirir inmuebles a precios económicos y, por su localización, el alquiler es una buena opción a la hora de sacarle rendimiento a la inversión. En contraposición se sitúa Barcelona como la provincia que cuenta con menor rentabilidad ante los altos precios de compraventa con los que cuenta.

En relación con la demanda del alquiler, el ritmo de cierre de operaciones se mantiene en plazos muy positivos. Durante 2019 se firmaron 500.000 contratos, gracias a que la demanda sigue siendo muy elevada, a pesar de que el mercado no puede absorber mayores subidas en las rentas. Sin embargo, los datos muestran que hay provincias donde los precios aún tienen recorrido como es el caso de Lleida (12 %), Huesca (11 %) o Soria (7 %).

Madrid y Barcelona aglutinan el 31 % de visados de obra nueva

El 2019 se caracterizó por una mayor actividad promotora y dinamismo a la hora de conseguir licencias de construcción, cerrando el año con 110.000 viviendas visadas, una cifra 11 % superior que en 2018. Esto se debe gracias al alto interés de la demanda por la oferta de vivienda nueva, especialmente en las grandes ciudades españolas, como son Barcelona y Madrid, que aglutinaron el 31 % de las licencias de construcción, seguidas de Málaga (6 %) y Valencia (5 %).

La capital española es donde más viviendas se visaron, con un total de 8.000 inmuebles. Por su parte, en la Barcelona se registraron 4.000 licencias. En el resto de las grandes provincias españolas como Málaga, Valencia, Sevilla o Zaragoza se concentraron el 48% de los visados.

Respecto al precio de obra nueva, los datos que reflejan el IV Solvia Market View 2019 muestran que existe un crecimiento anual del 5 % respecto al año anterior, situándose el precio medio en 2.200 euros/m2, aunque se observan grandes diferencias entre provincias, como es el caso de Guipúzcoa, Islas Baleares y Barcelona que siguen liderando el ranking superando los 3.200 euros/m2.