La inversión en residencias de estudiantes en Europa suma 8.400 millones de euros en 2021

residencia-estudiantes-madrid.jpg Residencia de estudiantes Resa Moncloa, en Madrid. Foto: Urbania

Savills Aguirre Newman calcula que el volumen invertido en residencias de estudiantes en Europa en 2021 ha alcanzado los 8.400 millones y que la actividad inversora se intensificará en 2022, impulsada por la búsqueda de valor por parte de los inversores en los segmentos 'living'


Según el último informe de la consultora, el rápido crecimiento del número de estudiantes, que ha registrado un incremento del 2,4% entre 2020 y 2021, "impulsará la demanda de alojamiento en los próximos cinco años en todos los grandes centros universitarios europeos, especialmente en las principales ciudades universitarias españolas e italianas", lo que en su opinión "acabará ejerciendo una presión al alza sobre los precios", principalmente en localizaciones con oferta de camas limitada.

De ahí que Savills anticipe que la cifra de inversión de 2022 se acerque a los 9.500 millones de euros, en línea con el récord registrado en 2019, con incremento de las transacciones cross border y un mayor número de players activos en el mercado.

Estas previsiones incluyen el inicio de una oleada de transacciones de portfolio para finales del año entrante en este segmento living, debido a que la primera generación de promotores y operadores "estará lista para vender sus activos y desinvertir".

Aumento de precios

Respecto a los precios, aunque se han estancado en los últimos 18 meses debido a la pandemia, Savills considera que comenzarán a crecer suavemente el próximo año, en línea con el mercado residencial en general. Sin embargo, en determinadas ciudades en las que la tasa global de provisión de camas por número de estudiantes es muy baja, como Roma, Milán, Valencia y Lisboa, la consultora prevé un fuerte crecimiento de los precios.

Y hace notar que, en la mayoría de las ciudades europeas, los niveles de ocupación de las residencias universitarias han vuelto a alcanzar cifras prepandemia, o se acercan a ellas. En general, la ocupación está por encima del 90% y se prevén nuevos aumentos de ocupación en el próximo año.

A pesar de que existe una importante cartera de proyectos en muchas ciudades europeas, la estimación es que el desequilibrio entre la oferta y la demanda se agrave en los próximos 12 meses, en parte debido a que la mayor parte de la actividad promotora ha estado en suspenso durante la pandemia y ahora se enfrenta a nuevos retrasos debido a las disrupciones en las cadenas de suministro en el sector de la construcción.