La demada de oficinas en Madrid y Barcelona sube en el tercer trimestre

Madrid-oficinas-cuatro-torres.jpg Parque empresarial Cuatro Torres, en Madrid.

En concreto, se contrataron un total de 92.000 m2 en la capital y 88.000 m2 en la Ciudad Condal, según un informe de Cushman & Wakefield


La demanda de oficinas en Madrid y Barcelona aumenta un 22% y un 54%, respectivamente, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según un informe de Cushman & Wakefield.

En concreto, se contrataron un total de 92.000 m2 en la capital, lo que supone un 22% más que la media de los últimos cuatro trimestres. Según la consultora, ha aumentado el dinamismo en cuanto a cierre de operaciones. En este sentido, los nueve primeros meses de 2021 han superad el volumen de contratos firmados durante todo 2020.

La zona exterior a la M-30 (descentralizada y periferia) acumula el 70% de la absorción en lo que va de año, y sigue la tendencia de los últimos tres años, donde el exterior de la M-30 cada vez tuvo un mayor reparto de la superficie ocupada.

Además, se mantiene el interés por los edificios de grado A, pues el 40% de la absorción durante el tercer trimestre ha sido esta superficie. La mayor operación del trimestre, de casi 9.000 m2, se ha firmado en un edificio recién entregado de nueva construcción. En cuanto a la renta prime, se mantiene en los 33,75 euros/m2/mes, mismo nivel del trimestre anterior.

Por su parte, Barcelona ha cerrado entre julio y septiembre cerca de 50 operasciones. Mientras tanto, el volumen de absorción en la Ciudad Condal asciende a 88.000 m2, un 140% por encima de la cifra registrada en el mismo intervalo de tiempo del año anterior.

En términos anuales, Barcelona alcanza los 228.300 m² contratados, en los nueve primeros meses del año, un 79% por encima de 2020.

Respecto a la contratación media, esta se ha visto empujada por dos grandes prealquileres cerrados en el Norte del distrito 22@, situándose en los 1.990 m²/operación. Esto supondría un aumento del 80% respecto a la media de los últimos cinco años. Si no tenemos en cuenta estas dos grandes operaciones, el dato de operación media en la ciudad condal es de 1.000 m², en línea con la media registrada desde el año 2016.

Las dos operaciones más importantes en cuanto al volumen de contratación han sido: el pre alquiler de 19.000 m² en el Norte de 22@, concretamente en la calle Selva de Mar, parte de Webhelp (operación de C&W) y el pre-alquiler de las nuevas oficinas de T-Systems en la emblemática “La Escocesa”, con más de 7.500 m².

La demanda registrada de enero a septiembre, por zonas, se reparte en un 45% en las zonas descentralizadas (principalmente 22@ y Zona Franca), un 33% de la demanda anual se ha registrado en el CBD y el Centro Ciudad mientras que la Periferia acapara el 21% restante.

Comparado con años anteriores el patrón es muy similar por lo que respecta al peso de los metros cuadrados absorbidos, destacando la preferencia de las compañías del sector tecnológico por el distrito 22@.

La disponibilidad sigue incrementando paulatinamente. En concreto, Barcelona cuenta con un 6,9% de espacio disponible, situándose en niveles similares a los registrados en el año 2017.

Por lo que a oferta futura se refiere los nuevos proyectos siguen en marcha, esperando entregar 364.000 m² antes de diciembre de 2023. Solo hasta finales de 2022 se esperan incorporar al mercado de la ciudad un total de 327.000 m². Parte de esta oferta futura ya tiene usuario, concretamente el 25% de la oferta en construcción está ya comprometida.

La referencia de renta prime a cierre del trimestre se mantiene estable en los 27,25 euros/m²/mes, un 4% inferior a la alcanzada el mismo periodo de 2020 y un 1% por encima del máximo registrado en 2007.