La contratación de oficinas crece un 55% en Cataluña durante el primer trimestre

Edificios-de-oficinas-en-22@-Barcelona-1 Oficinas en Barcelona.

Sin embargo, en Madrid, la estimación de la contratación en el primer trimestre de 2021 se sitúa en torno a los 82.500 m², una caída del 23% interanual


La contratación de oficinas en Madrid retrocedió un 23% interanual durante el primer trimestre de 2021, hasta alcanzar los 82.500 m² frente a los 108.000 m² registrados en el mismo periodo de 2020. En Barcelona, en cambio, el volumen creció un 55%. En este sentido, la contratación se situó por encima de los 70.000 m², una cifra superior a los 45.000 m² en el mismo intervalo del año pasado.

Son datos que se desprenden de las previsiones realizadas por CBRE. “A pesar del reto que supone el control de la pandemia y el lento avance de las vacunaciones, nuestras estimaciones de la contratación de espacio de oficinas nos permiten ser moderadamente optimistas en el arranque del año. Seguimos viendo algunas empresas que optan, si su contrato en vigor termina, por ampliar su duración por uno o dos años más a la espera de tener mayor visibilidad sobre sus necesidades reales futuras de espacio”, explica Lola Martínez Brioso, directora de Research de CBRE España.

No obstante, la experta también señala “aquellos casos en los que la optimización de costes es prioritaria y en los que hay un mayor interés en acelerar el cierre de las operaciones, en muchos casos a costa de ubicaciones periféricas y/o edificios de calidades medias o medias-bajas”.

CBRE también apunta al repunte de la actividad de cara a una planificada vuelta a las oficinas tras el verano, vacunación mediante. “La pandemia parece haber generado un atasco de decisiones en las empresas, que están buscando la forma de adaptar sus oficinas a un modelo más flexible (combinando el trabajo en la oficina y fuera de ella), analizando si su actual diseño se ajusta a este nuevo modelo”, añade Martínez.

Por su parte, Jose Mittelbrum, director nacional de Office Leasing de CBRE España, destaca que “lo que sí parece claro es que las empresas van a focalizarse aún más que antes si cabe en los edificios que ofrezcan los estándares más altos de calidad, donde preservar tanto la salud de los usuarios como la del medio ambiente”.

Asimismo, el directivo aclara que, aunque la tendencia de contratación es positiva, la cautela por parte de los inquilinos a la hora de tomar decisiones y el aumento progresivo del espacio en oferta se traduce en un ligero ajuste de las rentas prime (35,50 euros/m²/mes en CBD Madrid y 27,50 euros/m²/mes en CBD Barcelona).